Otra bocanada de aire

Giorgetti sumó 15 (LNB)

Giorgetti sumó 15 (LNB)

Peñarol volvió a ganar ante el Poli cerrado. Sufrió nuevamente pero terminó por superar a Regatas Corrientes y asi alejarse un poquito más del fondo de la Conferencia Sur.

Peñarol consiguió su segundo triunfo al hilo tras derrotar en un final para el infarto a Regatas Corrientes por 77-76. Después de la ratificación de Marcelo Richotti como entrenador, su equipo dio una nueva muestra de carácter y pasó otra prueba de fuego luego de la victoria sobre el encumbrado San Martín.

Con un Paolo Quinteros encendido, Regatas entró mejor pisado y se escapó 12-4 en 5 minutos. En un contexto de buenas defensas y malos ataques, el goleador lastimó con su efectividad. Y los visitantes dominaron el trámite para irse arriba por 10 al sonar la chicharra (22-12) ante un Peñarol que contó con el protagonismo de Alejandro Diez (6) sobre sus defensores, más bajos en estatura. Pero la ofensiva de conjunto no pudo ser fluida.

En el segundo cuarto, el “Milrayitas” mejoró en adelante pero falló varios tiros cercanos al canasto que no le permitieron descontar. Y cuando peor la pasaba, encontró aire fresco con Tomás Monacchi, autor de un triple, además de un par de buenas defensas que culminaron con un parcial de 9-0 para los locales. De perder 24-12, quedaron abajo 24-21 y Gabriel Piccato pidió “minuto” para intentar que su equipo mejore. Y lo logró para volver a despegarse 40-27 al sonar la chicharra con el goleo de Santiago Vidal, Kejuan Johnson y el siempre peligroso Quinteros. Después de que Peñarol se le arrimara, Regatas metió un parcial de 16-6.

Contestó con la misma moneda el “Milrayitas”. Remando logró volver al partido y quedar abajo solamente por un punto (45-46) a falta de cuatro minutos. Para mejorar en ofensiva, posteó a Diez y Steffphon Pettigrew contra jugadores más bajos y sacó réditos. Además, el alero extranjero clavó un triple y apareció Louis Dabney, jugando como base ante la baja de Juan Pablo Figueroa, con otro. Era el peor momento del visitante, pero apareció Donald Sims con un concierto de puntos para que su equipo sacara 10 (48-58). Aunque Peñarol, en la recta final pudo recuperar terreno para cerrar abajo por 7 (64-57).

El envión anímico siguió en el último cuarto. Y en tres minutos, el equipo de Marcelo Richotti estampó un 10-0 para pasar al frente 67-64 cuando quedaban cinco minutos. El goleo de los extranjeros y de Franco Giorgetti fue clave. En un partido de intercambio de rachas, la paridad se siguió presente y entraron a los últimos tres minutos igualados en 69.

Como no podía ser de otra manera, hubo que sufrir hasta el cierre. Giorgetti metió un triple (72-69), empató Espinoza (74-74), Pettigrew lo puso arriba 75-74 pero Troutman devolvió la delantera para Regatas. Con un minuto, no pudo Diez, pero en la siguiente la recuperaron entre Leonardo Gutiérrez y Dabney, que recibió falta y metió los dos (77-76). Después, Peñarol protegió su canasto y Dabney pudo sentenciar la historia. Pero haciendo gala de que si no se sufre no vale, falló los dos aunque Quinteros erró el tiro que le hubiera dado la victoria a los correntinos.

Informe: Prensa Peñarol

 

Sobre el autor

Planeta Naranja (planetanaranja@hotmail.com)

En Twitter: @PN_basquet. En Instagram: @planeta_naranja. En Facebook: /planetanaranja913. Medio de comunicación creado en 2007 que brinda contenido de básquet marplatense, Nacional e Internacional en todas sus categorías. Estamos en Radio e Internet.

No hay comentarios aún.

Participa del debate!

Protected by WP Anti Spam