Internacional Rio 2016

"A Rio deben ir los mejores porque no es una gira despedida"

“Pedirle más a mi carrera y a la de mis compañeros en la Selección sería ridículo. No se puede pedir más de lo que nos pasó, porque es mucho más de lo que pudimos haber soñado”, le dijo Luis Scola a Clarín. / REUTERS
“Pedirle más a mi carrera y a la de mis compañeros en la Selección sería ridículo. No se puede pedir más de lo que nos pasó, porque es mucho más de lo que pudimos haber soñado”, le dijo Luis Scola a Clarín. / REUTERS

Luis Scola, capitán de la Selección Nacional, charló con Clarín sobre la histórica chance de vivir su cuarto Juego Olímpico en 2016.

Luis Scola, capitán de la Selección Nacional, charló con Clarín sobre la histórica chance de vivir su cuarto Juego Olímpico en 2016, luego del oro conseguido en Atenas 2004, el bronce de Beijing 2008 y el cuarto puesto en Londres 2012.

“Si un histórico jugó millones de cosas pero no está a la altura, no tiene que ir”, sostiene, al tiempo que sueña con ser el abanderado de la delegación argentina.

A la hora señalada, ya desayunado, Luis Scola se acomoda del otro lado de la línea, en el Hemisferio Norte, dispuesto a encarar una charla de una hora y media con Clarín. No elude ninguno de los temas propuestos en la entrevista, como no elude su responsabilidad de liderazgo en la Selección Nacional. Habla de su presente en Toronto Raptors y de los cambios que nota en el juego en la NBA. Habla de su optimismo por una Confederación Argentina de Básquetbol que recuperó su institucionalidad y su orden económico. Habla de la necesidad de una gestión profesional del deporte argentino. Y habla de Stephen Curry, de Kobe Bryant y de Emanuel Ginóbili.

Pero sobre todo habla del futuro. Es inevitable. Y 2016 marca la gran chance de que el gran capitán compita en su cuarto Juego Olímpico. Imposible evitar soñar con la despedida ideal de los últimos integrantes de la Generación Dorada. Pero Luifa no sabe de nombres, de historia ni de pergaminos. Y marca la cancha enseguida…

“Siempre hay que ir con los mejores. No hay negociación posible -afirma-. A Río deben ir los doce mejores, porque no es una gira de despedida y porque la Selección no es un club social.En un Juego Olímpico, hay que competir con todo. Se lo debemos a los hinchas, a nuestro deporte y a la competencia. Nuestro mayor esfuerzo posible debe estar en poder competir. Si un histórico jugó millones de cosas pero no está a la altura, no tiene que ir. Sea quien sea“.

-¿Qué significado especial le asignás a Río 2016, porque sería tu cuarto Juego Olímpico?

-Representa mucho para mí, incluso fuera del básquetbol y del deporte. Era impensado estar en cuatro Juegos Olímpicos y ahora está casi confirmado. Soñaba con jugar uno y ahora tengo la chance de vivir por cuarta vez esa experiencia. Estaré ante un hecho histórico para mis propios baremos y para lo que esperaba de mi carrera. Me parece surrealista. Quiero disfrutar esta posibilidad. Si lo hablábamos hace 20 años, hubiera sido ridículo. Pedirle más a mi carrera y a la de mis compañeros en la Selección sería ridículo. No se puede pedir más de lo que nos pasó, porque lo que nos pasó es mucho más de lo que pudimos haber soñado.

-Sabés que es tentador decir que es el torneo ideal para cerrar el ciclo de los veteranos en la Selección…

-No hay que forzar situaciones. Uno se retira cuando está listo. Puede ser que sea en Río con un final de película, porque la gente quiere algo de película. Pero no tiene por qué ser así. Río puede ser el final de mi carrera y mi último partido en la Selección, porque voy a tener 36 años pero no por ser el cuarto Juego Olímpico. Pero por ahí tengo piernas y cabeza y puedo tratar de jugar el Mundial 2019. Si cuando terminen los Juegos Olímpicos es el momento de decir adiós, lo sabrán mis piernas, mi cabeza y mi corazón. Y si tiene que ser contra Chile en un Sudamericano, será ahí. Lo lamento por arruinar el final de la película. Sería mucho más duro irme antes de tiempo que irme en un escenario no tan importante. Sería peor irme en Río con la sensación de haber podido jugar más.

-¿Se puede apostar a un objetivo ambicioso en Río?

-Será una oportunidad genial para competir con los mejores. Hasta dónde y qué tan lejos podremos llegar es una pregunta que nos tendremos que hacer todos para trabajar y ver si podemos subir la respuesta a lo máximo posible. Será un desafío deportivo tremendo. Ir a un Juego Olímpico es la razón por la que jugamos al básquetbol y muchos atletas de carreras largas se pasan años sin tener esa chance.

-¿Estás satisfecho con que han podido mostrarles a los jóvenes la identidad que debe tener la Selección?

-Lógico. La mezcla de jóvenes y jugadores más experimentados es importante. San Antonio lo demuesta con Duncan, Manu, Parker, Kahwi Leonard y Danny Green.. Dependemos de los jóvenes para ser competitivos, pero los veteranos todavía le damos al equipo cierta impronta.

-Como lo que hicieron junto a Andrés Nocioni en el Preolímpico…

-Lo de Chapu fue tremendo. No sólo jugó bien, sino que le puso al equipo ese fuego, ese corazón y esa forma de trabajar, de jugar y de encarar partidos. Pero lo mejor es que aparecieron muchos jugadores cuando debían aparecer. Si no es de esa manera, no tenemos más forma de ganar. No hay que saber mucho de básquetbol para decirlo. No podemos ganar si no tenemos el aporte de los más jóvenes.

Río de Janeiro 2016 espera. Y el 5 de agosto retumba en la humanidad de Luis Scola, porque ese día será la ceremonia inaugural en el Maracaná. La Confederación lo propondrá como abanderado de la delegación argentina. ¿Y si lo eligen? “Sería una experiencia increíble, muy especial y muy loca -dice entusiasmado desde Toronto-. Pero no quiero gastar hoy energías en pensar mucho en eso y hacerme la cabeza, porque me gustaría y si no pasa me pondría mal. Será lo que tenga que ser. Aceptaré cualquier cosa. Si no me toca, saludaré al que le toque. Y si me toca…“.

LA NBA. A GUSTO EN TORONTO

“Me voy para el Norte. We The North“. Con una frase en español y el lema de Toronto Raptors, Luis Scola adelantó el 9 de julio que su próximo destino en la NBA sería en la única franquicia canadiense. Y resultó ser una apuesta que le dio beneficios importantes.

“Lo que más me atrajo fue que sentí que me necesitaban. Ellos querían que yo estuviera acá. No querían llenar un puesto. Me hicieron sentir que me querían a mí. No sé si era real o si fue imaginación mía, pero sentí eso y en el momento fue lo que más me atrajo. Tanto el manager general como el entrenador me hicieron sentir eso. Y yo quería un lugar donde pudiera estar contento, ser importante, marcar la diferencia y jugar los playoffs. El equipo es joven y puede dar el salto de calidad que necesita“, explica desde la multicultural Toronto.

“Alternamos momentos muy buenos con malos. Tenemos que ser más regulares. Es parte de la curva de aprendizaje -dice desde el cuarto lugar de la Conferencia Este-. Si juego bien, el equipo me usa. Cuando juego mal, juego menos. Me siento muy cómodo. La NBA es una montaña rusa y está todo yendo bien“.

-¿Qué diferencias tiene la franquicia por ser la única de Canadá?

-Si bien está dentro del standard muy estadounidense de la NBA, tiene su toque personal constantemente. En Canadá podés ver que todo un país se preocupa por el equipo, cuando las otras franquicias tienen ciudades detrás o hasta hay más de una en la misma ciudad. Acá el interés se multiplica en el país. Claro que hay ciertos desafíos, porque para jugar tenés permanentemente que cruzar de país, hacer los papeles y los permisos de trabajo. En cada partido hay que hacer Aduana y Migraciones, pero lo diferente es que no representamos a una ciudad ni a un estado sino a un país entero. Y ellos marcan que representan a Canadá desde el himno, los colores que usan, el marketing y hasta las actividades que hacemos. Yo no tenía una opinión formada, pero es saludable para la NBA que haya otro país representado. Y para mi familia y para mí fue saludable conocerlo.

-¿Qué diferencias notás entre los estilos de vida canadiense y estadounidense?

-Este es otro país y se nota la diferencia. Desde la distancia lo ves parecido a Estados Unidos, pero desde adentro notás esa diferencia: se habla francés y existen otra moneda, otras reglas de tránsito y otro sistema impositivo. Si bien tienen por detrás una estructura parecida a Estados Unidos en cuanto a seguridad, infraestructura, autopistas, edificios, shoppings, restoranes, cadenas comerciales y sistema médico, tienen su propia cultura. Y encima Toronto y Montreal tienen la particularidad de ser ciudades multiculturales, cosmopolitas y más abiertas. Estoy disfrutando una experiencia muy buena en un país que vale la pena conocer a nivel social y cultural.

-Se nota un permanente mensaje de orgullo canadiense en el equipo y con el slogan “We The North”…

-Canadá no es el hermano menor de Estados Unidos y puede competir de igual a igual con las virtudes de cualquier otro país. Canadá te sorprende por su geografía y porque a pesar de su enorme extensión, sólo una parte muy pequeña es habitable y es la que está en la zona sur, pegada a la frontera de Estados Unidos. Te vas una hora en auto hacia el norte y empezás a ver campos, lagos, glaciares… Hay muchos lugares poco habitados, pero así y todo encontrás de todo para vivir.

-Volviendo a lo estrictamente deportivo, ¿hay algo más en lo que puedas mejorar a los 35 años?

-Siempre se debe mejorar, porque el juego evoluciona constantemente.En los 100 metros llanos es fácil ver cómo se mejoró, porque los tiempos van bajando. Pero en deportes de equipo no hay cronómetro. La pura realidad es que en el básquetbol mejoran los físicos, los tamaños, el ritmo, las velocidades de juego y los scoutings. Hasta las mejoras en la tecnología, los pisos, los aros y las zapatillas han generado mayor efectividad y precisión. Si no mejorás, te quedás y viene otro que pasa por arriba tuyo, se queda con tu posición y vos desaparecés.

-¿Cuál es el principal cambio que ves en el juego de hoy?

-Así como antes los equipos tenían cuatro internos para defender a Shaquille O’Neal, hoy la NBA está orientada al tiro de tres puntos porque así lo marcan Stephen Curry y Golden State. No hay equipo efectivo sin tiro de tres puntos. No hay equipos que no tengan cuatro tiradores. Como jugador, podés adaptarte o mantenerte igual. Pero si no te adaptás, irán a buscar a otros y ellos serán los que jugarán.

-¿Bajó el nivel de showtime de la NBA con volcadas y juego de uno contra uno o todo sigue igual visto desde adentro?

-No creo que haya bajado. Mirá a Griffin, Gobert, DeAndre Jordan, Whiteside… Son vistosos. Ahora hay cosas que los jugadores hacen y parecen normales. Pero no son normales. Este tipo de capacidad atlética no se veía antes. Y el ojo se va acostumbrando.

-¿Te planteás hasta cuándo seguir en la NBA?

-Voy a jugar mientras tenga ganas y pueda físicamente. En algún momento no voy a poder o no voy a querer jugar más. Puede ser que cuando llegue el momento en que no pueda competir más, me saque las ganas de jugar. O puede ser me quede sin ganas y eso me lleve a no poder competir.

“EL CAMBIO EN LA CABB FUE COMO HABER SIDO CAMPEONES DEL MUNDO”

Antes del Mundial de España 2014, los históricos de la Generación Dorada lideraron una fuerte movida para decirle basta al liderazgo de Germán Vaccaro en la Confederación Argentina de Básquetbol (CABB).“Si no juego el Mundial, será por culpa de una gestión horrenda”, dijo Luis Scola en la edición de Clarín del 24 de julio del año pasado. Llegó la intervención a cargo de Federico Susbielles y el encarrilamiento de la entidad hizo que el pasado 22 eligieran al bahiense, apoyado por los jugadores de la Selección, como presidente de la institución.

“Apoyamos su gestión porque a nivel dirigencial, el cambio en la CABB es como haber sido campeones del mundo -explica Scola- Se pudo salir de una situación nefasta, turbia e ilegal en muchos aspectos para estar con cuentas arregladas, números a la vista, un pasivo histórico de 33 millones de pesos que fue saneado y gente trabajando con total tranquilidad, cómoda, feliz e involucrada. Se lograron cosas que nunca estuvimos ni cerca de ver“.

El capitán de la Selección es optimista con respecto a la continuidad de este modelo de gestión. “Sin deuda y con cuatro años por delante, este tipo de gestión no se puede pasar por alto y necesitaba continuidad. Pasar de una situación turbia a otra tan transparente en un año es mejor que el más optimista de los deseos que tenía. Por eso el apoyo tan fuerte de entrenadores y jugadores, que no queríamos volver al pasado“, se sincera.

-Fue una movida inédita, porque no resulta normal que los deportistas se involucren públicamente en el estado de su federación.

-Fue necesario. Lo evalúo como algo histórico para nuestro deporte, porque pudimos imponer honestidad y cuentas claras para los que queremos al básquetbol. Era algo que había que hacer y nos correspondía a nosotros por lo que nos dio el básquetbol.

“EL SISTEMA DE GESTIÓN DEPORTIVA EN ARGENTINA ESTÁ OBSOLETO”

“En nuestro deporte, el resultadismo es una mirada errónea. Parece que si la Selección jugó bien, la gestión está bien. Y el básquetbol es el ejemplo claro de que no es así, porque los mejores resultados de la historia estuvieron en sintonía con la peor gestión de la historia. El sistema de gestión deportiva en la Argentina está obsoleto y hay que cambiarlo“, asegura Luis Scola, apasionado por el tema.

“La gestión no se puede juzgar por el resultado deportivo, porque el deporte tiene tiempos diferentes. Cuando creás un proyecto deportivo, lo hacés para que el chico de 10 años vea un resultado final y no para que en tres meses se gane algo.  Podés transparentar todo hoy y no vas a conseguir 10 medallas de oro más en Río de Janeiro. Empezás a hacer las cosas bien hoy y el primer impacto lo tendrás en 10 años”, explica el ex Ferro.

Necesitamos que el deporte profesional pase a manos de profesionales, como sucede donde el deporte funciona mejor que el nuestro. Hay que acabar con la corrupción en el deporte”, exige.

-El contexto mundial es complicado: FIFAGate, dóping masivo en el atletismo ruso… ¿Cómo lograr que se modifique tanto en la Argentina?

-No todo es obsoleto, pero hay mucho que cambiar. Ese es el acento que está poniendo la nueva gestión de la CABB, con la esperanza de que sea exitosa y que otras la imiten. Los países que tienen resultados deportivos cambiaron sus políticas deportivas hace años. Debe cambiar en nuestro país la corrupción detrás de las gestiones. No sólo la gestión es obsoleta sino también corrupta en muchísimos casos. Debe cambiar porque se lo debemos a la gente que sigue al deporte y a los deportistas.

-¿Cómo evalúas el predominio absoluto del apoyo estatal al deporte argentina y la mínima inversión privada en los deportistas?

-No podemos culpar a las empresas si no apoyan, porque buscan algo que compense su inversión, que tenga repercusión y que les genere imagen. Y hay que mantener el apoyo del ENARD, que ha cambiado el deporte argentino, con transparencia, porque se financia con plata de la gente y hay que saber a quién se le pagó, cuánto, cómo y cuándo.

Gentileza: Hernan Sartori – Clarin



Planeta Naranja (planetanaranja@hotmail.com)

En Twitter: @PN_basquet. En Instagram: @planeta_naranja. En Facebook: /planetanaranja913. Medio de comunicación creado en 2007 que brinda contenido de básquet marplatense, Nacional e Internacional en todas sus categorías. Estamos en Radio e Internet.

Comentarios

Escriba un comentario
  • con una Federaciòn de Provincia de Buenos Aires plagada de Asociaciones que no presentan balances, que entregan recibos “Hùsares”, que ni llevan Libro de Actas ni cumplen los plazos de elecciones, que tienen Personerìas Jurìdicas dadas de baja y una Federaciòn misma que està denunciada ante la Justicia por malversar recursos y manipular falsamente documentaciòn, tener empleados en negro, y una infinidad de etcèteras, me parece que lo de la CABB no tiene alcance hacia el interior del paìs. Ojalà sea como imagina Scola que suceden las cosas, pero por nuestra Provincia no pasa naranja.

  • con una Federaciòn de Provincia de Buenos Aires plagada de Asociaciones que no presentan balances, que entregan recibos “Hùsares”, que ni llevan Libro de Actas ni cumplen los plazos de elecciones, que tienen Personerìas Jurìdicas dadas de baja y una Federaciòn misma que està denunciada ante la Justicia por malversar recursos y manipular falsamente documentaciòn, tener empleados en negro, y una infinidad de etcèteras, me parece que lo de la CABB no tiene alcance hacia el interior del paìs. Ojalà sea como imagina Scola que suceden las cosas, pero por nuestra Provincia no pasa naranja.

  • Vueltos para la Federación…con buena data. Quien será el que escribe el comentario ??? alguien de la AMB ???…la denuncia ante la Justicia es un tema no ???, una lástima que el que lo denunció (PH) no se presentara en la audiencia de la Justicia (papelón ), y la causa quedo CERRADA !!!!

  • Vueltos para la Federación…con buena data. Quien será el que escribe el comentario ??? alguien de la AMB ???…la denuncia ante la Justicia es un tema no ???, una lástima que el que lo denunció (PH) no se presentara en la audiencia de la Justicia (papelón ), y la causa quedo CERRADA !!!!

  • Muchos dolores de cabeza tendrán en la Federación. Nada esta cerrado, eso recién empieza….

  • Muchos dolores de cabeza tendrán en la Federación. Nada esta cerrado, eso recién empieza….

  • una vez más interesa el nombre del que informa correctamente más que la información misma. No importa quien escribe sino lo que escribe, que por lo visto es reconocidamente cierto. Asociaciones sin balances presentados, sin extender recibos oficiales y sin Personería Jurídica vigente, ¿es un mamarracho,no? Así y todo se presentan públicamente como los herederos de Naismith y dicen que mejoran el deporte. Vayan a hacer los deberes, hagan asambleas, presenten balances, inscriban la Asociación en Personas Jurídicas. Copien al menos eso de Mar del Plata.

  • una vez más interesa el nombre del que informa correctamente más que la información misma. No importa quien escribe sino lo que escribe, que por lo visto es reconocidamente cierto. Asociaciones sin balances presentados, sin extender recibos oficiales y sin Personería Jurídica vigente, ¿es un mamarracho,no? Así y todo se presentan públicamente como los herederos de Naismith y dicen que mejoran el deporte. Vayan a hacer los deberes, hagan asambleas, presenten balances, inscriban la Asociación en Personas Jurídicas. Copien al menos eso de Mar del Plata.

debug123

Tweets por @ignaciosaraceno

Tweets por @brunograssi

Facebook de Planeta Naranja

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com