Especiales

Básquet, cuarentena y psicología

La mentalidad en ejercicio.

El aislamiento social generado por el Coronavirus provocó el cese del normal entrenamiento de jugadores. Pero, ¿cómo influye en sus cabezas?

Mientras que los clubes y particularmente sus entrenadores, deben adaptarse al confinamiento y disponen de alternativas para que los equipos sigan entrenando individualmente, la situación acumula días y no sólo el cuerpo explora este novedoso panorama. En Mar del Plata, por ejemplo, la temporada ya había comenzado para las formativas, con los torneos del verano. La Primera aguardaba con prácticas y amistosos por la fecha inicial del Torneo Preparación. De golpe: portazo. Clubes cerrados. Todo el mundo a casa. De los memes y la etapa de adaptación de los primeros días de cuarentena, a la preocupación y ansiedad porque el tiempo pase. De un rendimiento físico acorde a la competencia, a buscar opciones para mantenerlo sin la totalidad de los recursos

“La motivación se puede mantener con objetivos claros y entrenadores presentes”. La licenciada María Agustina Verón (matrícula provincial 46.406) sentencia sobre una de las facetas determinantes en deportistas. Ella es psicóloga deportiva, y analiza variantes que se adoptan en estos tiempos: “Se puede implementar la metodología de la visualización. Es una estrategia para hacer un entrenamiento que no sea físico, y ayuda mentalmente si está bien lograda. Es importante que todo el equipo interdisciplinario que rodea al deportista, trabaje en la motivación: el preparador físico, el entrenador y todos los agentes del entorno”.

  • ¿Cuánto pesa la incertidumbre en este momento?

“El deportista tiene que pensar que no está en desventaja, la situación es la misma para todos. Esto es atípico y hay que diferenciar lo que el deportista puede controlar o no. El Coronavirus escapa al control de cualquiera y hace aumentar la incertidumbre. La cuarentena puede ser aprovechada para entrenar en las variables psicológicas”, define Verón.

Final marplatense del 2018 (PN).

Juan Ignacio Galli, alero de Kimberley, es licenciado en psicología, docente de la facultad en la Universidad Nacional de Mar del Palta y becario doctoral del CONICET. Junto a su equipo de trabajo, llevan adelante una investigación por la cual desarrollaron una encuesta, en donde buscarán arribar con sus respuestas a las conclusiones de sus hipótesis. “Es un trabajo exploratorio, no sabemos los efectos de la obligación de quedarse en casa, al menos en Argentina. Sí, hay estudios en otros países como Canadá. Medimos básicamente la depresión y ansiedad. Qué cambios se producen en la gente con el correr de los días de aislamiento”, comenta el basquetbolista de la Primera del “Dragón”.

Consultamos a ambos profesionales, sobre un riesgo que puede (volver a) surgir en jóvenes deportistas. O por qué no en mayores. En los tiempos modernos, con los distintos tipos de estímulos que influyen en la vida de las personas, la falta de prácticas corporales y el sedentarismo han ganado lugar.

  • ¿Puede aumentar la deserción después del aislamiento?

MAV – “Va a depender de las características de la personalidad de cada individuo. La asistencia psicológica es importante en estos tiempos. Puede que haya casos de deportistas más depresivos, y es tarea de un profesional abordarlos”.

JG – “El impacto también depende del espacio que vos tengas para poder seguir entrenándote y de qué forma lo utilizás. Es probable que si pasaste de hacer regularmente actividad física a no hacer nada, sea negativo”.



debug123

Tweets por @ignaciosaraceno

Tweets por @brunograssi

Facebook de Planeta Naranja

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com