Especiales

Cada vez más alto

Francisco Caffaro junto al capitán Scola(PN)

La altura siempre fue una dificultad para Argentina. Francisco Caffaro, con 17 años y 2.12mts, es la gran ilusión de la selección.

Otro de los invitados que tiene esta preselección argentina de cara a la AmeriCup es Francisco Caffaro. El pívot, de 17 años, hace un año que está radicado en Australia en una de las Global Academy que tiene la NBA a lo largo del planeta.

Un apellido que es sinónimo de altura en la Argentina es el de Caffaro. Agustín, el más grandes, ya dio sus primeros pasos por la Liga Nacional de Básquet. Esteban, el más chico, sigue su etapa de formativas en Trebolense.  Y el del medio es del que hoy hablan todos: Francisco. Con sus 2.12mts, llamó la atención de la NBA y se fue a la Academia que tiene la NBA en Australia.

Como lo hizo en su momento con Patricio Garino, Sergio Hernández invito Caffaro a participar de unos días con la selección mayor para adquirir experiencia. “Es muy lindo compartir cancha y vestuario con Luis Scola, Nicolás Laprovittola, Facundo Campazzo y jugadores de ese nivel y que juegan en grandes ligas”, compartió con Planeta Naranja el pívot que se destacó en el mundial U19 de Egipto.

Un par de semanas atrás, Juan Gutiérrez había destacado que estaba “ilusionado con la aparición de Francisco Caffaro“. Al contarle, Francisco entre risas tiró “hay que ver que Caffaro, hoy somos dos”. La selección necesita altura y hoy él disfruta. “La verdad que ahora poder entrenar con este grupo es para disfrutarlo al máximo y seguir entrenando y si en algún momento se da la oportunidad, habrá que aprovecharla y disfrutarla”, sentenció.

EL CAPITÁN

Todos destacan al gran Capitán, Luis Scola. “Hasta hace unos meses atrás lo veía por tele y decía que lindo sería tener una charla o una práctica con Luifa” cuenta Francisco.  “Ahora tenerlo en una concentración y poder hablar y sacarme dudas con él se disfruta mucho”, agrega mientras se le escapa una sonrisa.

AUSTRALIA, UN MUNDO NBA

Más allá de haber estado fuera por una lesión unos meses, Francisco Caffaro vive una de las experiencias más importantes de su vida: vivir a más de 13 mil kilómetros de su casa y respirar básquet con futuros NBA.

En la capital australiana de Canberra, la NBA creó un instituto donde desarrolla a algunos de los mejores proyectos jóvenes a nivel internacional. Caffaro remarcó que extraña la familia y los amigos pero que es “una experiencia increíble”. Además de entrenar, en la Academia tienen que dedicarle horas al estudio, porque una vez que finalicen pueden recibir becas de la Universidades que participan de la NCAA.

“Tenemos muchos entrenadores y los pibes que están tiene un nivel muy alto” cuenta Francisco y agrega que “intenta aprender tanto de los entrenadores como de sus compañeros”.

Estar en una de las cuatro academias que tiene la NBA alrededor del mundo, hace pensar que esta un paso más cerca de la NBA.  Caffaro es consiente que es donde él quiere llegar, pero para llegar a la NBA “hay que trabajar mucho y ver si se da”.



Ariel Bagaloni (ariel.bagaloni@hotmail.com)

En Twitter e Instagram: @arielbagaloni. Periodista. Productor de radio.

Tweets por @ignaciosaraceno

Tweets por @brunograssi