Provincia

Derrota cervecera en La Plata

Gimnasia LP - Quilmes (Diagonal al aro)
Gimnasia LP – Quilmes (Diagonal al aro)

Empezó el Triangular Final Provincial de Liga Junior en La Plata. Fue con victoria del local, Gimnasia, sobre Quilmes por 91-85. Sigue (y termina) el domingo.

Fue un partido que tuvo a Gimnasia dominador durante gran parte del mismo (parciales de 24-17, 47-36, 79-63). Sin embargo, Quilmes tuvo reacción y llegó a un final cerrado con la bola y chances de estirar el juego a suplementario con 20 segundos en el reloj.

Los dirigidos por Gelpi no lo lograron y deberán ganar si o si el domingo por la mañana, y luego esperar que pasa a la tarde. Clasifican dos de los tres a la Etapa Nacional.

El lobo, que jugó el primer partido del triangular final de la Liga Junior U19 en su casa, triunfó por 91-85 ante un complicado Quilmes de Mar del Plata. Los dirigidos por Fabián Renda supieron estar 16 puntos arriba, pero en el final casi se les escapa. La figura estuvo del lado visitante: Bruno Sansimoni la rompió e hizo 35 puntos. Del lado local el rendimiento colectivo fue muy parejo, pero lo más sobresaliente fue la labor de Rafael Rosende con 19 tantos.

Siempre abrir esta clase de torneos es un peso sobre las espaldas para los jugadores, más aún teniendo en cuenta que son categoría U19. Los nervios y la ansiedad se podían ver en la cara de los chicos durante la entrada en calor previa al debut.

Ya con el balón en el aire y los primeros ataques de cada lado, ambos equipos se fueron soltando más. A Quilmes le costaba y se notaba: en ese sentido, a Gimnasia le cayó la localía como anillo al dedo. Los dos quintetos ponían en práctica ofensivas idénticas -jugando 4 y 1-, con Ignacio Zulberti, por el lado del lobo, y Jeffrey Merchant, en el conjunto de Mar del Plata, sacándose chispas en el poste bajo. El buen comienzo de los platenses se vio reflejado en el tanteador y rápidamente el tripero se puso 14-6 en cuatro minutos, lo que motivó a Hernán Vázquez a pedir el primer tiempo muerto. La presión sobre el poste bajo a Gimnasia le dio sus frutos y se fue al primer descanso 24-17, a pesar de la bomba desde su propio campo y sobre la chicharra de Bruno Sansimoni, que despertó el asombro de hasta Leo La Bella, que se acercó al poli a ver el partido.

En el segundo cuarto las cosas no variaron mucho. Si bien a Gimnasia se lo veía cómodo con el trámite del partido, a Quilmes se le complicaban cada vez más las acciones. Malek Mecherques sacaba diferencia con sus penetraciones y los marplatenses no las podían contener, hasta que su técnico planteó una defensa zonal 1-3-1 y ahí las cosas fueron diferentes. La visita empezó a emparejar las acciones y al lobo se le complicaba entrar en la pintura.

Tomás Reimundo entró sólo para sacarlo del partido a Zulberti y lo consiguió. Después par de defensas rudas, el interno platense le propinó un codazo en el pecho a lo que le cobraron antideportiva y Renda decidió sacarlo. Fue entonces cuando Reimundo empezó a adueñarse de la zona pintada y anotar sus porotos. Un buen cierre de cuarto para Gimnasia lo dejaba 47-36 arriba, con todas las expectativas para el segundo tiempo.

El segundo tiempo traería todas las emociones. En un principio Gimnasia comenzó más enchufado, con Rosende tomando la batuta en ofensiva y cargándose el equipo al hombro, contra un Quilmes confundido, perdido en el parquet y dependiendo de Sansimoni, que a esa altura era la única esperanza que tenían los marplatenses.

Promediando el cuarto, el lobo llegó a sacar la máxima (59-43), y la visita pidió un tiempo muerto. Jeffrey Merchant sacaba diferencias debajo del aro, pero en los últimos minutos se le salió la cadena: luego de un contragolpe de Quilmes, cortado por Gimnasia, Merchant se la agarró con Mecherques y, luego de intercambiar varias palabras, el interno le escupió la nuca a su rival. El interno no recibió sanción por esta acción, pero los árbitros le pitaron dos faltas técnicas consecutivas por protestar, debilitando profundamente a la ofensiva quilmeña. Luego del altercado, el partido siguió con la ventaja para Gimnasia, que pudo cerrar el parcial 79-63 con medio partido adentro del bolsillo.

El cuarto final fue el más entretenido. Quilmes presionaba mucho al balón en la salida de Gimnasia y le cerraba los caminos al aro,  dejándole el tiro externo, que le costaba horrores al local en este pasaje. De a poco el elenco marplatense se fue acercando en el marcador, con ataques rápidos y con  Sansimoni con la mano caliente, tanto para tirar de tres puntos como para dar buenas asistencias. Promediando el parcial, la visita se puso 74-81 lo que llevó a Renda a pedir tiempo muerto y calmar los ánimos de su equipo. Pudo así frenar la hemorragia de puntos en contra, pero le costaba cada vez más llegar al aro en ataque y convertir esos tantos fáciles que consiguieron en el primer tiempo.

Cuando restaban tres minutos, los de Vázquez se pusieron a un doble (83-81) y parecía que se le venía la noche a Gimnasia, que no encontraba reacción. Pero aquí apareció la figura, Rafael Rosende, quien agarró el balón y con algunas canastas hizo delirar a más de las 200 personas que fueron al poli, poniendo paños fríos a la situación y permitiéndole terminar el partido a Gimnasia de una manera menos sufrida. Un par de simples de Facundo Suárez sobre el final decoraron el resultado 91-85, para ellobo que ganó un partido muy chivo sobre el final.

La mala noticia vino por el lado de Malek Mecherques, que en una de las últimas pelotas cayó mal y se esguinzó la rodilla izquierda. Tuvo que salir ayudado por el médico del plantel y un compañero en medio de un llanto que tuvo al poli entero con el corazón parado por un tiempo. El triunfo de Gimnasia se puede retratar con la gran actuación grupal que tuvo el elenco de Renda, porque más allá de los 19 puntos de Rosende, producto de 6/14 en tiros de campo, y de los tres triples de Clua (3/5 en ese rubro), el ataque rápido, la buena movilidad del balón y el buen momento grupal terminaron siendo los puntos más altos del elenco tripero.

Cabe destacar también el tremendo partido que hizo Bruno Sansimoni, con 9/18 en tiros de campo (4/10 en triples), 8 rebotes y 4 asistencias, que cerró con 35 puntos la planilla fue de lo más destacado en el match. Mañana prosigue la acción en el polideportivo: a las 11 se enfrentan Quilmes y Bahiense del Norte, y a las 19 Gimnasia y Bahiense cerraran este triangular final de la Liga Junior U19.

SÍNTESIS:

Gimnasia (91): Frecchieri 8; Mecherques 14; Clua 19; Rosende 19; Zulberti 14(F.I.); Suarez F. 13; Suarez T. 4(X); Bolatti; Loyola. No ingresaron: Giovannoni, Ferreira y Caviglione.
DT:
 Fabián Renda

Quilmes (85): Garcia Coria 0; Sansimoni 35; Provenzano 12; Lelona 9(X); Merchant 14(X)(F.I.); Santamaría 2; Arraiz 2; Reimundo 7; Lencina 2; Gonzalez 2. No ingresaron:Iñiguez y Possetto.
DT: Hernán Vázquez

Parciales: 24-17 / 47-36 / 79-63 / 91-85

Árbitros: Sánchez – Alé – Corzo

 – RESULTADOS

Sábado 25/7 (1era fecha)
Gimnasia y Esgrima (LP) vs Quilmes (MDP)

– COMO SIGUE…

Domingo 26/7 – 11:00 hs. (2da fecha)
Quilmes (MDP) vs Bahiense del Norte (BB)

Domingo 26/7 – 19:00 hs. (3era fecha)
Gimnasia y Esgrima (LP) vs Bahiense del Norte (BB)

GENTILEZA: Diagonal al Aro



Ignacio Saraceno (saraceno.ignacio@gmail.com)

En Twitter e Instagram: @ignaciosaraceno. Periodista desde 2007. Co-Fundador de PN. Jefe de Prensa y Redactor de diferentes Organizaciones y Eventos de AMB, LNB, CABB y FIBA Américas.

debug123

Tweets por @ignaciosaraceno

Tweets por @brunograssi

Facebook de Planeta Naranja

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com