Internacional Rio 2016

El Sueño del podio Olímpico

Campazzo con la meta bien clara (FIBA)
Campazzo con la meta bien clara (Getty Images)

Facundo Campazzo confía en que Argentina hará una diferencia con la presencia de los astros Ginobili, Scola y Nocioni. Los Juegos Olimpicos están cada vez más cerca.

Lo conocen como un pequeño gigante que no se ve limitado por su estatura, sino que la utiliza para hacer sus piruetas en la cancha. Facundo Campazzo, base de la selección argentina de baloncesto y del UCAM Murcia de España, mide apenas 179 centímetros en un deporte en donde los dos metros son algo común.

Pero, el jugador de 25 años toma esa desventaja como un envión para superarse. Y espera poder explotarlo en los Juegos Olímpicos Rio 2016, donde tendrá como mosqueteros a tres medallistas de oro: Emanuel Ginóbili, de los San Antonio Spurs; Luis Scola, de los Toronto Raptors; y Andrés Nocioni, del Real Madrid.

Los tres jugadores son los únicos actuales integrantes de la selección argentina que fueron parte del equipo bautizado como la “generación dorada” y que ganó la presea de oro en Atenas 2004 tras eliminar al dream team de Estados Unidos en las semifinales.

“Uno quiere prepararse lo mejor posible y tener el salto de calidad para estar a la altura de semejantes jugadores como el Chapu (por el apodo de Nocioni), Luis y Manu. Es otro condimento, otra emoción, que se suma a lo que ya se siente por ser parte de un Juego Olímpico. Y puede ser el último de ellos tres (….) ¡Y ellos ganaron el oro Olímpico!”, dijo Campazzo a rio2016.com.

“Varias veces me preguntaron por qué juego al baloncesto por la altura y les digo que siempre lo usé como motivación; disimular la baja estatura poniendo más actitud o más intensidad, demostrar más mis virtudes. No es fácil, pero hay que entrenar duro y demostrar que uno puede, con intensidad, amor a la camiseta y al amor al baloncesto”, reveló.

Campazzo integró el equipo argentino ganador del Campeonato Sudamericano de Baloncesto del 2012 y de los Juegos Suramericanos 2014 y que sumó un segundo puesto en el FIBA Americas Championship realizado en México, el cual le dio en septiembre pasado la clasificación a los primeros Juegos Olímpicos de Sudamérica.

Pero, él va por más y fantasea con subirse al podio en la Arena Carioca 1, el estadio en el Parque Olímpico de Barra donde se disputará el torneo de baloncesto: “La generación dorada nos mal acostumbró, o nos acostumbró bien; siempre nos puso en lo más alto a nivel mundial. Con Manu, el Chapu y Luis obviamente se incrementan las chances de llegar más arriba. Personalmente no me animo a arriesgar, pero sueño con una medalla”.

(Getty Images)
(Getty Images)

Argentina formará parte del Grupo B junto al local Brasil, la potencia España –plata en los Juegos de 1984, 2008 y 2012-, la peligrosa Lituania -bronce en los Juegos de 1992, 1996 y 2000-, la irregular Nigeria y un rival a confirmar.

“Será un torneo muy difícil, el grupo que nos tocó es durísimo, pero jugando como siempre jugó Argentina, con la filosofía del pase extra, la defensa firme y el juego en equipo, además de estar concentrados, le podemos ganar a cualquiera”, reveló Campazzo, que también cree que tendrá mucho apoyo del público.

“Al ser a una hora y media vuelo, será mucho más fácil para que vaya gente de Argentina y se sumen a los que ya viven en Brasil. Nos vamos a sentir locales. Para colmo, Brasil está en nuestro grupo. La gente nos acompañó siempre, en Londres, en México, en cualquier lado. Siempre hay argentinos”, agregó el jugador, que viste el dorsal 7 en el primer equipo de su país.

Con la mente en los Juegos

Será la segunda experiencia Olímpica para el oriundo de la provincia argentina de Córdoba, que dijo presente en Londres 2012, donde su país finalizó cuarto a un paso de la medalla con la que ahora sueña. Aquella vez, a Ginóbili, Campazzo y compañía los frenó Estados Unidos en la semifinal. Y el bronce fue para Rusia.

Hace cuatro años, en la cita que tuvo lugar en tierra británica, Campazzo anotó 37 puntos, tomó 18 rebotes y sumó 26 asistencias, una faceta en la que brilla. Y lo hace con jugadas poco comunes, típicas de los Harlem Globetrotters.

“Siempre trato de estar concentrado y con una sonrisa en la cara. Mi familia dice que cuando mejor juego es cuando estoy más feliz, lo demuestro en la cara”, contó. “Trato de tener un equilibrio. Me dejo llevar por las emociones del juego y al ser baloncesto por momentos eso no ayuda. No practico esas jugadas, salen en el momento. El baloncesto va más allá de las emociones, hay que estar atento y seguir el plan de juego”, añadió.

A menos de dos meses para el inicio de los Juegos, Campazzo está disfrutando de un descanso y en breve empezará a entrenar con Argentina con una idea fija: “Si te digo que no pienso en los Juegos miento. Estoy descansando, pero constantemente pienso en entrenar, enfocarme en el torneo y dar lo mejor. Los Juegos están por venir y hay que estar concentrado”.

RIO2016.COM



Planeta Naranja (planetanaranja@hotmail.com)

En Twitter: @PN_basquet. En Instagram: @planeta_naranja. En Facebook: /planetanaranja913. Medio de comunicación creado en 2007 que brinda contenido de básquet marplatense, Nacional e Internacional en todas sus categorías. Estamos en Radio e Internet.

debug123

Tweets por @ignaciosaraceno

Tweets por @brunograssi

Facebook de Planeta Naranja

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com