Internacional

En el Oeste está el agite

(USA Today)

Ganaron los Kings, también los Suns y Portland, los Lakers se llenan de dudas con un Lebron entre algodones. Hasta 6 equipos del Oeste pueden jugar el Play-in.

KINGS 140 – PELICANS 125

El único gran aliciente que quedaba por dirimir en los 15 días de fase regular programados en Orlando sigue muy lejos de resolverse. Y cada vez son más equipos los que sueñan despiertos. El nefasto arranque de los Grizzlies en su andadura en la burbuja, 4 derrotas en 4 partidos, ha despertado las aspiraciones de hasta 5 equipos, que ahora ven mucho más cercano el último billete en el Oeste. El último en hacerlo han sido los Sacramento Kings de Luke Walton. Lo hacen tras pasar por encima de unos Pelicans, que a partir de la segunda mitad del tercer cuarto perdieron ese fuelle que les había mantenido en el partido. Un encuentro en el que fueron a remolque desde el comienzo, su máxima renta fue de 2 puntos, y fue con la canasta inicial.

Los primeros 12 minutos ya finalizaron con una renta de 10 puntos en favor de los de Sacramento, en gran parte por el enorme acierto que tuvieron durante todo el encuentro desde fuera. El primer cuarto lo finalizaron con un acierto de hasta el 77,8%. Gran parte de la culpa del gran arranque de los de Walton la tuvo Bogdan Bogdanovic.

El serbio, tercer jugador con mejor promedio anotador de su equipo en lo que va de temporada, finalizó el primer cuarto con 19 puntos, habiendo fallado únicamente 1 tiro de campo y otro triple, después de intentar hasta un total de 6 lanzamientos desde fuera. Las pérdidas, la intensidad en la defensa en zona, sumada a una inexistente defensa en los de Gentry, y el enorme acierto desde fuera fue la receta que permitió a los Kings acabar el primer cuarto con casi 50 puntos en su cuenta y manejar prácticamente a su antojo los tiempos del partido.

Los Kings venían de dejar escapar ante los Mavericks un triunfo que parecía cantado, un partido en el que Bogdanovic tan sólo fue capaz de anotar 3 puntos con un triple en la prórroga. Pese a las malas sensaciones, el de Belgrado consiguió redimirse y completar un gran partido con 35 puntos, además de 4 rebotes y 3 asistencias.

La reacción de los Pelicans en el segundo cuarto fue tan sólo un espejismo. El tridente compuesto por Ingram y Holiday desde fuera y Zion Williamson en la pintura acercaron a los de Gentry a 7 puntos tras finalizar el primer período. Esa aparente reacción vino motivada por la más que previsible disminución del acierto de unos Kings que veían como Bogdanovic pasaba de anotar 19 puntos en el arranque a tan sólo 5 en los siguientes 12 minutos.

Los Pelicans, con un Zion Williamson prácticamente infalible, llegaron a ponerse a tiro de una canasta en el comienzo del tercer cuarto. Sin embargo, un parcial de 12-0 en favor de los Walton, con un gran acierto desde fuera de Bogdanovic, Fox, que acabó con 30 puntos, además de un notable Harrison Barnes con 22 puntos, fueron apagando de forma paulatina las irrisorias opciones de los Pelicans de sumar su segundo triunfo en la burbuja. Finalizó el tercer cuarto y el marcador ya era de 103-117. Los Pelicans veían como un equipo que llegaba al minuto 36 de partido con un porcentaje inferior de acierto en tiros de campo le ganaba por 14 puntos. La misión se antojaba cuanto menos imposible.

En el último cuarto, Alvin Gentry esperó una reacción inicial de su equipo para seguir manteniendo a los 5 titulares en cancha. Una reacción que nunca llegó. La contundencia del resultado invitó al técnico de Shelby a hacer rotaciones y sentó a un Williamson, que pese a haber mejorado en su rendimiento sigue disfrutando de menos minutos de los pronosticados tras el confinamiento.

Zion estuvo prácticamente 22 minutos en cancha en los que anotó 24 puntos, recogió 2 rebotes y repartió 2 asistencias. Anotó 10 de los 12 tiros de campo que intentó y falló 3 tiros libres de 7. Los números no engañan y gran parte de las opciones de los Pelicans de acabar como mínimo novenos dependen de un Williamson que acabó con cara de muy pocos amigos en el banquillo. Tan sólo Brandon Ingram, con 12 minutos más en cancha, pudo igualar sus registros anotadores en su equipo.

Este resultado agita todavía más si cabe la lucha por la octava posición de la Conferencia Oeste. Los números hacen presagiar que pase lo que pase en los 4 partidos que restan a los involucrados, exceptuando Blazers y Suns, que deberán jugar esta noche para que les resten los mismos duelos, que el objetivo será doble.

Para llegar a disputar el play-in, el octavo debía aventajar en 4 victorias o menos al noveno clasificado de la Conferencia. Condición que en estos momento se daría con hasta el 13º del Oeste. Los Grizzlies dependen de sí mismos, pero un triunfo de los Blazers ante los Nuggets reduciría su renta a únicamente medio partido, por lo que el margen de error de los de Jenkins es ínfimo.

Pelicans y Kings quedan ahora con 29 triunfos y 39 derrotas en el puesto 12 y 13 del Oeste respectivamente. Los Grizzlies quedan a 2 partidos y medio, los Blazers a 1 y medio, los Spurs a medio y los Suns con los mismos guarismos, a la espera de que disputen su partido ante los Pacers, que aspiran al tercer puesto del Este. En el próximo envite, Kings y Pelicans esperan a dos equipos sin nada en juego, Nets para los Kings y Wizards para los Pelicans, por lo que parece que los próximos partidos invitan a presagiar sobre el papel que la lucha por el octavo y noveno puesto del Oeste se resolverá sobre la bocina.

 

ROCKETS 113 LAKERS 97

(USA Today)

Los Lakers son un mar de dudas. Es la conclusión que se puede sacar tras el partido ante los Rockets, que ha supuesto la segunda derrota consecutiva de los angelinos, tercera en cuatro encuentros y que les deja 2-3 en la burbuja. Y sin LeBron, ese ser adimensional que estaba llamado a guiarlos al anillo y que se encuentra ahora lesionado de esa ingle que tantos problemas le ha dado y mantiene ahora en vilo a los de púrpura y oro. Primeros del Oeste por primera vez en una década, los Lakers están entre la espalda y la pared, siendo una incógnita ahora mismo de aquí a lo que queda de temporada. Y con los playoffs, que empiezan el día 17, en el horizonte.

Los Rockets ganaron todos y cada uno de los cuartos del partido con un Harden imperial, que se fue a 39+12 y está siendo La Barba que todos conocemos en la burbuja. Sin nadie que le pudiese parar y también sin Russell Westbrook, baja en el choque, La Barba hizo y deshizo a su antojo y fue el amo y señor de un choque al que sus rivales ni llegaron ni se les esperaban. Al descanso, los Rockets mandaban de nueve (65-56); al fnal del tercer periodo, de quinto (94-79). Y al final del partido, se certificó la victoria (113-97). Mucho tendrá que sufrir cualquier equipo para eliminar a los texanos de playoffs. Y mucho tendrán que mejorar los Lakers si realmente quieren optar al anillo.

Sin LeBron, Kyle Kuzma fue, con 21 tantos, el máximo anotador de los suyos, acompañado de los tímidos 17+12 de Davis y los 8+15de un buen Howard. Eso sí, los Lakers fueron un hazmerreír desde el triple, con 2 de 19 por el 21 de 57 (¡!) de unos Rockets que siguen llevando al extremo ese sistema tan bien ideado por Moike D’Antoni y representado en pista por James Harden. Además de La Barba, Ben McLemore llegó a los 20 tantos y Danuel House Jr. a los 14. Poco más se necesitó más allá del escolta para acabar con unos Lakers que nunca se desconectaron del todo del duelo pero que en ningún momento estuvieron en él.

En definitiva, los Lakers están en apuros. Tienen margen de sobra y tiempo para repensar planes de cara a playoffs, pero problemas obvios que empiezan por la ingle de LeBron y acaban en ese lanzamiento exterior que ha sido siempre su principal duda durante todo el curso. Los Rockets siguen a lo suyo y esperan con ansia unos playoffs en los que darán guerra, mientras ven como los desmadejados Lakers intentan salir de un lugar en el que casi nadie les ponía cuando se impusieron a los Clippers en el duelo inaugural de la burbuja. Los playoffs, ya se ha dicho, empiezan el 17. Y sin LeBron, el resultado siempre será incierto. Por no decir imposible.

 

MAVS 111 – CLIPPERS 126

(USA Today)

Los Clippes van y vienen. Derrotan derrota con victoria en Orlando y siguen sin ser protagonistas por su juego o sus declaraciones, pero ahí siguen. Siendo uno de los principales favoritos y sin presentar más dudas que las que ya han mostrado durante el resto de la temporada. Sin un juego brillante ni grandes alardes, se impusieron a los Mavericks de Doncic en una nueva jornada en Disney y con duelo de altura entre Kawhi y Doncic como lo más atractivo de un encuentro que los angelinos resolvieron en el último cuarto (24-35 de parcial).

Y eso que los Mavericks estuvieron todo el tiempo en el partido. Solo iban uno abajo al descanso (58-59), aguantando el tirón ofensivo de un segundo periodo que finalizó con 36 puntos por cabeza. Y cuatro abajo con cuatro minutos por disputarse (87-91). Sin embargo, nada pudieron hacer ante el talento de los angelinos en el último periodo, donde perdieron un terreno que intentaron recuperar gracias a dos postreros triples de Luka Doncic sin suerte. El esloveno acabó con 29 tantos y un aceptable 6 de 13 en triples, pero sucumbió ante un Kawhi qe se fue a los mismos puntos, con 6 rebotes y 5 asistencias.

Además de Doncic, destacó por los texanos un Kristaps Porzingis que llegó a 30 puntos y 9 rebotes. Por parte del equipo que dirige Doc Rivers, 24+7+6 de Paul George, 21+15 de Ivica Zubac y 16 puntos de Marcus Morris. Con la derrota de los Nuggets, los Clipper cogen ventaja en la lucha por el segundo puesto de la conferencia Oeste, algo que les aboca a lucha contra unos Mavericks que quedarán séptimos y podrán dar guerra en unos playoffs que no disputan desde 2016. Una sequía demasiado larga que se verá frenada con este prometedor proyecto. Con Doncic a la cabeza, claro.

MILWAUKEE BUCKS 130 – 116 MIAMIA HEAT

El poder ofensivo del griego Giannis Antetokoumpo y del alero Khris Middleton se hizo presente una vez más en el juego de Milwaukee Bucks, que remontaron un marcador adverso de 17 puntos en la segunda parte y vencieron este jueves por 130-116 a los Heat. Anteto se fue a 33 puntos, 12 rebotes y 4 asistencias en 30 minutos, mientras que Middleton añadió otros 33 tantos a su casillero particular.

PHOENIX SUNS 114 – 99 INDIANA PACERS

La marcha triunfal de los Suns continuó una jornada más en la burbuja de Orlando, donde un doble-doble del pívot bahameño Deandre Ayton (23 puntos, 10 rebotes), lideró con facilidad la victoria de los suyos por 114-99 ante los Pacers, en un duelo entre equipos invictos. Devin Booker sumó 20 puntos y 10 asistencias, y por primera vez en su carrera suma cuatro victorias consecutivas. Ricky, 13+4+4.

DENVER NUGGETS 115 – 125 PORTLAND TRAIL BLAZERS

El base Damian Lillard encontró su mejor toque de muñeca desde fuera del perímetro y con 45 puntos (11 triples) y 12 assistencias, lideró el ataque de los Blazers, que se impusieron por 125-115 a los Nuggets y cada vez están más cerca del octavo puesto de la Conferencia Oeste, situándose solo a media victoria de unos Grizzlies que todavía no han ganado en Disney.

 

Etiquetas


Planeta Naranja (planetanaranja@hotmail.com)

En Twitter: @PN_basquet. En Instagram: @planeta_naranja. En Facebook: /planetanaranja913. Medio de comunicación creado en 2007 que brinda contenido de básquet marplatense, Nacional e Internacional en todas sus categorías. Estamos en Radio e Internet.

debug123

Tweets por @ignaciosaraceno

Tweets por @brunograssi

Facebook de Planeta Naranja

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com