Internacional

Eslovenia y Luka siguen su marcha

(COI)

Eslovenia aplastó a Japón y se asegura su puesto en Cuartos de Final junto con España.

Puro trámite. Eslovenia venció a Japón (116-81) en su segundo partido en los Juegos Olímpicos de Tokio sin mucho esfuerzo. Fue por abrasión. Sin estridencias y sin brillo, pero con contundencia. Estiró el marcador a su antojo, por pura y simple calidad, y cuando sentía mínimamente el aliento nipón en el cuello, volvía a lanzar una dura andanada. Cada una más fuerte que la anterior. Tan simple, tan complicado a la vez. Y por segunda vez consecutiva en el torneo, por encima de los 100 puntos. Suma 234 entre los 116 de esta mañana y los 118 frente a Argentina. Pura dinamita.

Al primer cuarto, la distancia era aceptable para la anfitriona (29-23), al descanso preocupante (53-41) y a mediados del tercer cuarto, una losa imposible de levantar: +20 (72-52). Billete para la siguiente ronda a la espera del duelo contra España (domingo 1 a las 10:20 horas), la verdadera vara de medir para cualquier candidato a las medallas.

La actuación de Luka Doncic

Y todo con la versión, digamos, relajada de Luka Doncic. Porque el base descerrajó 25 puntos (de colores y formas diferentes como siempre), pero una decena llegaron cuando Japón ya había claudicado. No hubo necesidad de una nueva lección magistral como la impartida ante Argentina, cuando se disparó a los 48 tantos, a 7 del récord olímpico de Oscar Schmidt. Hubo alarma de triple-doble, pero se quedó en un susto al añadir 7 rebotes y 7 asistencias en 25:46 para 33 de valoración. Estuvo magnífico en el lanzamientos de dos (6/7), pero mal desde el triple: 2/8. Sekulic no necesitó más de él. La joya de la corona tiene otras batallas más importantes que combatir en un futuro muy cercano.

Solo Rai Hachimura tuvo la osadía de levantarle la voz con un primer tiempo digno del esloveno en anotación: 17 puntos. Cerró el duelo con 34. Era la cuerda a la que se agarró Japón, la que le permitía ir del 11-5 al empate a 15. Del 36-25 al 40-34. En esos momentos, surgía Doncic… o el exhuberante Zoran Dragic. El escolta del Baskonia golpeó de inicio con 5 puntos y no se detuvo hasta alcanzar los 24. Y tras él, una ristra de jugadores que se apuntaron a la fiesta: desde Cancar (16) hasta Blazic (10) pasando por Prepelic (12), que mantiene esa constante pelea con el mundo que casi nadie entiende.

Otros escuderos de lujo en una Eslovenia que tuvo problemas de arranque desde el triple, pero que supo vivir sin él y que demostró saber vivir sin Doncic en pista con una fluida y efectiva circulación de balón en ataque. Más motivos para dar miedo. Más motivo para esperar un espectáculo grandioso contra los chicos de Sergio Scariolo.

as



Planeta Naranja (planetanaranja@hotmail.com)

En Twitter: @PN_basquet. En Instagram: @planeta_naranja. En Facebook: /planetanaranja913. Medio de comunicación creado en 2007 que brinda contenido de básquet marplatense, Nacional e Internacional en todas sus categorías. Estamos en Radio e Internet.

debug123

Tweets por @ignaciosaraceno

Tweets por @brunograssi

Facebook de Planeta Naranja

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com