La Liga

Festejo cervecero

Gran juego de los extranjeros de Quilmes (Prensa Peñarol)
Gran juego de los extranjeros de Quilmes (Prensa Peñarol)

Con orden, defensa y sus extranjeros, Quilmes se quedó con el Superclásico de la Liga Nacional al vencer a Peñarol 76-68. Muy buen marco en el Poli.

Quilmes tuvo su gran noche ante Peñarol. El “Cervecero” hizo gala de una gran defensa en terreno “Milrayitas”, y se quedó con su segundo clásico en la temporada al imponerse 76 a 68, en un duelo de la Conferencia Sur de la Liga Nacional, para acomodarse en el cuarto lugar y despegarse del quinto puesto.

Defensa. La clave el “Tricolor” para festejar con su gente en la noche del Polideportivo Islas Malvinas.Una mejora notoria en relación a lo que venía mostrando en esa faceta. Venía de ganarle 95-91 a San Martín de Corrientes, pero con disconformismo con la tarea en su aro. Y vaya que creció el elenco de Ramella. Mientras que en ataque contó con el siempre determinante e indetenible Walter Baxley (goleador con 24 puntos), pero con una tarea colectiva que tuvo sus puntos altos también en Ivory Clark (14 tantos y 9 rebotes).

Peñarol, sin Leonardo Gutiérrez y con un fallido debut del uruguayo Marín Osimani (2 puntos, 3 rebotes en 16 minutos), fue confusión en ofensiva ante el despliegue de su rival. Tiró 3 de 20 triples, y terminó fallando hasta desde la línea. Solo el arresto individual de Konsztadt en el final le dio vida, pero no alcanzó.

De arranque Quilmes se puso al frente, 1-6 y 3-9, con Baxley tomando determinaciones y complicando a la defensa local. En cuatro minutos el norteamericano anotó siete de los nueve puntos de su equipo. Peñarol se chocó ante una muy buena defensa del equipo de Ramella, que le cerró la pintura y el perímetro. El “Milrayitas” se mostró incómodo y apurado. Pero salió del apremio con un parcial de 7-0, con un sorpresivo triple de Boccia, para pasar al frente por primera vez en la noche (10-9) y un Alejandro Diez que intentaba reemplazar lo mejor posible al lesionado Leo Gutiérrez. Con mucha paridad, nervios y poca prolijidad, el cuarto quedó para el local 14 a 13.

Más pensado y trabajado fue el segundo parcial. Peñarol comenzó con un triple de Diez que parecía acomodar a su equipo. Pero Quilmes respondió y en esos dos minutos iniciales, con un parcial de 6-0 en base a su defensa que le permitió correr la cancha, pasó al frente nuevamente 17-19, para el tiempo muerto solicitado por “Tulo” Rivero.

Ahí fue el momento del “Milrayitas”. Quilmes entró en confusión. Vildoza y Maciel, juntos, llegaron a las tres infracciones. Cequeira, libre en el perímetro, falló y Peñarol respondió con un parcial de 8-0 culminado con un triple de Gabriel Fernández. El “Milrayitas” sacó su máxima ventaja (25-19), en tres minutos y medio del cuarto. El que pidió time out fue Ramella.

La pizarra del entrenador “Cervecero” empezó a modificar la ecuación. Una defensa intensa como el primer cuarto, para que el rival tire incómodo o acuda a la línea. La visita logró otro parcial, esta vez de 13-4, con Baxley fino desde la línea y un triple de Clark que no le gustó nada al local. A 3m16s, el “Tricolor” recuperó el liderazgo 32-29. Otro minuto. Ahora del “Tulo”.

Pero Peñarol no pudo recomponerse. Siguió confundido. Quilmes lo mandó seguido a la línea, y después de haber metido 13 de 14 en todo el juego, empezó a fallar también desde allí. Massarelli, que le suele dar soluciones, entró torcido (0/5 en tiros de cancha en el primer tiempo). Y el “Tricolor” cerró a todo trapo en esa confusión local: parcial de 13-1 (24-6 en total) en dos minutos y medio,con Clark atacando a Leiva y anotando un triple, y con dos corridas de “Junior” Cequeira para irse al descanso largo con una ventaja impensada de 43-31.

Quilmes terminó de quebrar la noche a su favor en el tercer cuarto. Peñarol intentó achicar buscando a Leiva, pero el “Cervecero” respondió siempre con un ataque que estuvo más certero y que comenzó a tomar rebotes ofensivos (en el primer tiempo, sus 18 recobres solo fueron defensivos). Entre Baxley (6 puntos) y un gran retorno de Maciel (7), Quilmes mantuvo su ventaja y la empezó aumentar de a poco.

Peñarol no podía ante la defensa visitante. Massarelli seguía errático (0/8 de cancha). Osimani tampoco le podía dar soluciones, y su perímetro siguió fallando (0 de 4 en el segmento). Solo se puso a diez puntos. Pero Quilmes no falló en ataque y cerró con un triple de Ortiz, muy festejado, para entrar al cuarto final con una ventaja más que exigua: 63-45.

El último cuarto fue vibrante. Porque Peñarol pasó de la debilidad defensiva a la fortaleza que se sabe puede lograr en aro propio. De la mano de Alejandro Konsztadt con penetraciones individuales, el “Milrayitas” empezó a limar la ventaja de 18 puntos. Quilmes, con Baxley sentido por un golpe, se secó en ataque y empezó a desequilibrarse. El elenco de Rivero, con un parcial de 10-2 (8 de Konsztadt) bajó la ventaja a diez puntos (55-65, a 5m37s) y encima el “Tricolor” perdía a Gallizzi por cinco faltas.

Con su gente enardecida, se venía Peñarol. Konsztadt, con un robo ante Cequeira y tras fallar una bandeja tomó su propio rebote para seguir achicando. Giorgetti le metió un tapón a Romero. Maciel perdió la pelota en el fondo. El equipo de Ramella no podía frenar a su rival, que ejerció una presión asfixiante. A 3m09s del final, yendo a la línea, Peñarol se puso a tres puntos (64-66). Fue hasta donde llegó.

La diferencia, podría decirse, se terminó en la efectividad desde la línea. Maciel y Clark metieron sus cuatro lanzamientos. El “Gordo” llegó a la quinta por falta a Leiva, y el pivot falló los dos tiros. Luego, Boccia también erró sus dos simples con su equipo 64-72 abajo y dos minutos por jugarse. Quilmes volvió a defender mejor, frenó a Konsztadt y cerró su festejada victoria. Merecida por el desarrollo, pese al último parcial de dudas. Un cambio de imagen en la defensa para mirar el futuro con más optimismo aún.

Síntesis

Peñarol (68): Alejandro Konsztadt 21, Adrián Boccia 12, Franco Giorgetti 8, Alejandro Diez 6 y Martín Leiva 10 (FI); Luciano Massarelli 4, Martín Osimani 2, Gabriel Fernández 5. DT: Fernando Rivero.

Quilmes (76): Luis Cequeira 8, Walter Baxley 24, Maximiliano Maciel 9 (X), Ivory Clark 14 y Tayavek Gallizzi 4 (x) (FI); Luca Vildoza 4 (x), Lucas Ortiz 5, Diego Romero 8 y Rubén Wolkowyski 0. DT: Leandro Ramella.

Parciales: 14-13, 17-30 (31-43), 14-20 (45-63) y 23-13.

Árbitros: Daniel Rodrigo y Diego Rougier.

Estadio: Polideportivo “Islas Malvinas”.

Gentileza: 0223.com,ar

 

 



Planeta Naranja (planetanaranja@hotmail.com)

En Twitter: @PN_basquet. En Instagram: @planeta_naranja. En Facebook: /planetanaranja913. Medio de comunicación creado en 2007 que brinda contenido de básquet marplatense, Nacional e Internacional en todas sus categorías. Estamos en Radio e Internet.

1 comentario

Escriba un comentario
debug123

Tweets por @ignaciosaraceno

Tweets por @brunograssi

Facebook de Planeta Naranja

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com