Internacional

Final confirmada en el este

Boston dejó afuera al último campeón. Cerró 4-3 la serie ante Toronto y se medirá con Miami por la final del este. Del otro lado, Denver estiró una serie que parecía estar fácil para Clippers. Hoy juegan Lakers (3) Vs Rockets (1).

Los Raptors terminan su camino como campeones de la NBA. Han puesto el listón el alto, jugando toda la temporada como un verdadero equipo (algo de los que no tantos pueden presumir) y avisando de que iban a ser rival para los Bucks, pero se han quedado en la misma ronda que los chicos de Giannis Antetokounmpo. En las semifinales de la Conferencia Este, en una serie que se ha puesto bonita con el paso de los partidos pero en la que no han sido dominadores en casi ningún momento, han caído. El rival, los Celtics, ha jugado mejor sus armas, ha tenido el acierto necesario cuando se necesitaba y ha ganado. Ha tenido que ser en un encuentro a vida o muerte, en el séptimo, y con un partido un tanto ramplón por parte de los dos conjuntos y con un 87-92 final, pero cuajando una actuación de ésas que dicen los expertos en la materia que son las que ganan títulos.

Stevens volvió a demostrar que es un muy buen preparador introduciendo una variante que pasó a ser decisiva con la salida de Grant Williams para jugar los minutos finales al ser eliminado por faltas el pívot alemán Daniel Theis. Dos tiros libres fallados dieron paso a una defensa que puso el cerrojo al aro de los Celtics y les dio el pase para medirse a los Heat. Es en estos pequeños detalles donde el técnico te da un plus aunque en el otro banquillo esté el mismísimo Entrenador del Año. A los Raptors se les vio faltos de alternativas, jugando demasiado el uno contra uno y abusando de pases de lado a lado con poco criterio. Merecida victoria para el equipo más laureado de la historia, que pisa la final de su conferencia por tercera vez en las últimas cuatro temporadas y con las ideas muy claras.

El encuentro fue lo que fue un séptimo al uso, sin alharacas y con muchísima tensión en el ambiente. El buen juego se lo dejamos a otros momentos, aquí había respiraciones contenidas y dos billetes: uno para la siguiente ronda y otro para irse a casa. Smart, muy acertado en esta serie, empezó fuerte e incluso gustándose con los lanzamientos exteriores. Tatum cogió el relevo y, pese a ir al trote cochinero, con poco sacaban ventaja. A los Raptors no les funcionó el primer arreón y se vieron ya por debajo. A decir verdad los Celtics necesitaron de dos tirones para irse ganando al descanso: un 0-10 en el primer cuarto y un 0-11 en el segundo.

Tatum (29 puntos, 12 rebotes y 7 asistencias) estaba haciendo de todo, hasta ponerse firme en defensa ante un Pascal Siakam desnortado durante estos últimos días y que sale de este encuentro como el gran señalado por la derrota. El caja y uno planteado por el cuerpo técnico de los Raptors aislaba a Kemba Walker, sí, pero dejaba otras carencias al aire: en la zona desprotegida Marc Gasol no llegaba a parar ni a Theis ni a Williams y el otro al que apuntan los dedos inquisidores de los aficionados es al pívot español, que acabó el partido con -19 (el peor de los suyos) en el tan manoseado +/- en pista que algunos utilizan como medición.

Las salidas de los descansos fueron matadoras para los todavía vigentes campeones. Ninguna les salió bien, en todas perdieron fuerza y los Celtics tomaron ventaja. Tras el descanso fueron Lowry (16) y VanVleet (20) los que quisieron poner un punto más de esfuerzo y acierto. Lo lograron. Con Serge Ibaka (14) y Norman Powell (11) hicieron una buena sociedad y se pusieron incluso por delante antes de recibir la última manga. Pero no supieron ver que el partido no iba a ser a acertar sino a no fallar. Los exteriores de los Celtics lo hicieron en los tiros de tres, 4/24 entre Walker, Brown y Smart, pero lo compensaban con una actitud diferente en las líneas defensivas.

En las pérdidas se le fue mucho poderío a los Raptors, no sólo por el cómo sino por el cuándo. Y en la actitud. Los Celtics se habían puesto de nuevo por encima y alguien tenía que aparecer en la parte canadiense. Quisieron hacerlo varios y ninguno dio con la tecla. Sobrecocidos, como un pulpo mal hecho, quisieron hacer más de lo que tenía que haber sido un trabajo en cadena y el final fue deslavazado y errático. Les dejaron incluso un pequeño resquicio los verdes, pero ni así.

Con la eliminación de Theis tuvo que salir Grant Williams, que fue preferido sobre Kanter o Poirier, y Siakam pasó al ‘5’, logrando una canasta en el poste y a dios gracias. Lowry también metió una canasta de mérito y logró dos buenas defensas, pero se le fue la mano en defensa y cometió la sexta falta cuando el partido estaba en el alambre. A falta de medio minuto y con los Celtics sólo dos por encima, Grant Williams falló dos tiros libres pero Tatum, que venía desde fuera del arco, cazó el rebote ofensivo ante la pasividad de Powell y convirtió uno más. A golpe de triple VanVleet quiso ser el héroe con Lowry fuera, pero los 45 minutos ya jugados (el que más) y una selección de tiro horrenda ante la defensa de Williams, que pudo darle un vuelco a la historia desde el otro lado de la cancha, terminaron por certificar la defunción de los Raptors en estos Playoffs 2020.

Fuente y fotos: Diario AS

Etiquetas


Planeta Naranja (planetanaranja@hotmail.com)

En Twitter: @PN_basquet. En Instagram: @planeta_naranja. En Facebook: /planetanaranja913. Medio de comunicación creado en 2007 que brinda contenido de básquet marplatense, Nacional e Internacional en todas sus categorías. Estamos en Radio e Internet.

Agregar comentario

Escriba un comentario

debug123

Tweets por @ignaciosaraceno

Tweets por @brunograssi

Facebook de Planeta Naranja

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com