Internacional

Gran victoria para quedarse con el Grupo

(FIBA Americas)
(FIBA Americas)

Peñarol de Mar del Plata venció 73-72 al local Sao José y se adueñó del Grupo A de la Liga de las Américas. Leo Gutiérrez fue clave en el triunfo.

Con un Leonardo Gutiérrez determinante y decisivo en el final del partido, Peñarol venció agónicamente a Sao José por 73-72 y se adueñó del primer puesto del Grupo A de la Liga de las Américas. El equipo marplatense y su rival de hoy ya estaban clasificados a semifinales del torneo desde la jornada de ayer, pero de todas formas se vivió un encuentro muy intenso, picante y emotivo de principio a fin que quedó en las manos del cuadro argentino.

Sao José arrancó con muchísima intensidad. Independientemente de ya estar clasificado a la instancia de semifinales, el equipo local salió con todo, sin darle tiempo para pensar a los argentinos y con gran eficacia en ataque. ¿El resultado? Rápido sprint de 8-0 en los primeros dos minutos de partido.

En ese pequeño tramo del inicio el juego ya se empezó a tomar un clima picante. Amén de la clásica rivalidad entre ambos países, la afición de Sao José le hizo sentir a Peñarol que la localía estaba en manos de los brasileños, además de que a pocos minutos del inicio una fricción entre Leiva y Mineiro terminó siendo sancionada con una antideportiva y técnica para ambos pivotes.

En cuanto al desarrollo exclusivo del partido, a Peñarol le costó muchísimo encontrar un orden apto para atacar. El conjunto de Rivero se mostró apurado, cometió algunas pérdidas que debió pagar caras y tampoco tuvo la puntería necesaria para emparejar un score que los encontró en desventaja. En la otra vereda, el dueño de casa estaba más acertado y logró mantener ventajas a pesar de que con el correr de los minutos el cuadro argentino empezó a hallar soluciones ofensivas.

Con Konsztadt y un buen ingreso de Massarelli, el manejo de balón de los marplatenses fue más fluido y en la pintura se los pudo encontrar a Leiva y Gutiérrez para reducir distancias. De esa forma, un pequeño parcial de 7-0 arrimó a los argentinos a un peleadísimo 12-10 a favor de Sao José, que buscó y encontró reacción en la banca a ese adverso momento.

El ingreso de Baxter fue importante para el anfitrión, mientras que Drudi y Caio Torres también le dieron aire al cuadro comandado por Zanon. Con esos exponentes, los brasileños secaron nuevamente a Peñarol, aprovecharon los minutos finales para acomodarse cada vez más y cerraron el primer periodo con ventaja de diez unidades: 26-16.

A Peñarol le había costado y mucho concretar situaciones ofensivas durante los primeros diez minutos, por eso en el intervalo previo al segundo cuarto las instrucciones de Rivero se enfocaron netamente en el sector de ataque. No obstante, el conjunto argentino tuvo cautela a la hora de utilizar sus piezas, no solo por el desgaste de tres días consecutivos de competencia sino también sabiendo que ya estaba clasificado a semis y pensando en la agenda venidera de la Liga Nacional.

Pero amén de estas precauciones, con un poco de realidad pero sin dejar de lado el indiscutible deseo de Peñarol por ganar este juego para ser líderes de su zona, el ingreso del Milrayitas en el segundo cuarto fue más productivo. Si bien Sao José siguió con manteniendo distancias, el empuje de los argentinos fue más intenso, con rachas de mayor o menor efectividad pero siempre buscando alternativas. Con un poco más de peso en los rebotes y el goleo mediante Giddens, Peñarol se arrimó y se puso 31-26 abajo a falta de menos de cuatro minutos para el descanso largo.

A pesar de que esa reacción obligó que Sao José pida un tiempo muerto para reorganizarse, el equipo local no pudo terminar de frenar el buen cierre de parcial de Peñarol y lo sufrió. A falta de 1m29s, un triple de Gutiérrez encontró el tan ansiado empate argentino en 33 unidades y la presión se hizo mucho más fuerte. Sobre el final, independientemente de los intentos de ambos por sacar ventajas, el marcador reflejó un peleadísimo 35-35 que envió a los dos equipos al entretiempo.

El tercer periodo transcurrió de forma veloz. Con ofensivas no tan fluidas pero un ritmo de ida y vuelta, Peñarol y Sao José intentaron despegarse en el score aunque poco efecto hubo. Sao José llegó a sacar una brecha de cinco unidades tras un triple de Silva (51-46), pero una bomba de Fernández y un doble de Giorgetti volvió a ponerle paridad al encuentro: 51-51 a menos de dos minutos para finalizar el cuarto.

El trámite de juego fue rápido porque prácticamente el ritmo no se vio cortado a causa de las faltas. Tanto Peñarol como Sao José no se cargaron tanto en este rubro, pero la pequeña ventaja se terminó decidiendo en los minutos de cierre, donde el local no pudo concretar anotaciones (más de dos minutos sin encestar) y Peñarol aprovechó para sacar una mínima diferencia. Massarelli y un tramo muy productivo por parte del mismo escolta fueron claves, y así los marplatenses concluyeron el tercer episodio dando vuelta el tanteador por 56-53.

Los últimos diez minutos decidieron todo el pleito, con Sao José buscando una reacción redituable a la falta de gol que mostró sobre el cierre del tercer periodo y con Peñarol teniendo la responsabilidad de mantener ese nivel en crecimiento que venía mostrando. No obstante, desde el banco brasileño se revolucionó el ritmo del partido con algunos cambios, aunque lo más importante de los primeros minutos pasó por las manos de Laws, intratable a la hora de encarar al aro y clave para despegar a Sao José por cuatro tantos (64-60).

Había mucho más partido por delante y Peñarol lo demostró ensayando una nueva remontada. Ninguno de los dos equipos tuvo alta efectividad en el tramo final, abocándose puntualmente al sector defensivo y a cómo detener las ideas rivales. Los marplatenses empataron en 66 pero se secaron demasiado en los siguientes minutos, momento que fue bien usado por Sao José para escaparse, otra vez, a cuatro unidades: 72-68 con una volcada de Baxter.

La conversión del ex Quimsa, a falta de 38 segundos para el final y con la diferencia casi determinante de cuatro tantos, parecía oscurecer el panorama argentino. No obstante, después de una jornada bastante errática en triples, apareció Gutiérrez y su mano picante para encestar un bombazo y arrimar a Peñarol a tan solo un tanto (72-71).

Los de Rivero defendieron con uñas y dientes en el cierre, le cortaron las chances a Sao José y tras dos libres marrados por Leiva volvió a hacerse presente la figura de Gutiérrez para tomar un rebote y anotar un doble decisivo: 73-72 a falta de 5 segundos. La última bola, a favor de los brasileños, fue nuevamente bien defendida por Peñarol y tras el sonido de la chicharra final el club marplatense se adjudicó la victoria para llevarse su zona de la Liga de las Américas.

Lucas Leiva / lucasleiva@basquetplus.com

 



Planeta Naranja (planetanaranja@hotmail.com)

En Twitter: @PN_basquet. En Instagram: @planeta_naranja. En Facebook: /planetanaranja913. Medio de comunicación creado en 2007 que brinda contenido de básquet marplatense, Nacional e Internacional en todas sus categorías. Estamos en Radio e Internet.

debug123

Tweets por @ignaciosaraceno

Tweets por @brunograssi

Facebook de Planeta Naranja

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com