TNA

Igualó la serie

Luca Vildoza siempre protagonista (Foto: www.caquilmes.com.ar).

Quilmes se impuso, como local, sobre Estudiantes de Concordia 71-65 y puso 1-1 la serie semifinal por el Torneo Nacional de Ascenso.

Los dirigidos por Leandro Ramella jugaron un gran primer tiempo y sólo se desconcentraron en el cuarto final.

El goleador fue Eduardo Gamboa con 21 puntos en la visita, mientras que en el local se destacaron varios, sobre todo Cristian Cadillac y Maxi Maciel. La serie se traslada a Entre Ríos.

En Twitter: @pn_básquet

Quilmes demostró que es muy fuerte como local e igualó la serie de semifinal del TNA, ante Estudiantes de Concordia 1-1, tras superarlo esta noche por 71 a 65. De esta manera, el equipo de Leandro Ramella recuperó un punto importante, ya que los próximos dos juegos serán en Concordia, Entre Ríos, donde el equipo de Laginestra hizo valer su localía, teniendo en cuenta que no perdió ningún partido en su casa.

Casi dos minutos y medio tardaron los dos equipos en convertir. El primero en anotar fue Quilmes, quien salió más duro en defensa y con mucha actitud. Por eso, rápidamente puso un parcial 10-0. Si bien tuvo un goleo repartido, hubo tres triples consecutivos de Ortiz en dos oportunidades y Rios, que marcaron una notoria efectividad en los lanzamientos (16-4). Los minutos pasaron y Estudiantes no pudo ante el ataque quilmeño que sacó una máxima de 16 (20-4), estuvo muy seguro en sus pases y en defensa robó varias pelotas y ganó en el rebote, porque la visita trató de achicar con tiros de tres apresurados. Por eso, en varias ocasiones corrió la cancha y logró faltas importantes en la pintura. Todo eso provocó que llegue a sacar una máxima de 21 (27-6), con el goleo de Cadillac y Maciel. De esta manera y con esa diferencia, el elenco local puso el primer cuarto a su favor. (27-7).

En el inicio del segundo cuarto, Estudiantes le encontró la vuelta a la defensa “cervecera” y con un poco más de efectividad, experimentó una reacción de la mano de Roberts y achicó la ventaja a 13 (29-16). Incluso, también logró defender mejor y estar más atento en el rebote defensivo. Promediando el cuarto, el juego se volvió desprolijo, con pérdidas de los dos lados. Pero Quilmes mantuvo la supremacía y anotó un parcial de 7-0 (36-16) que le permitió recomponerse y tomar las riendas del juego. Nuevamente el equipo de Ramella sacó 20 de distancia para tranquilizarse un poco en el cierre de la primera etapa, ante una gran remontada de Estudiantes, que tuvo un cuarto mucho más eficaz y tuvo un parcial de 17-14. (44-21).

A la vuelta del descanso largo, Quilmes mantuvo su concentración en defensa y obligó a su rival a tirar apresurado y en ocasiones a perder el balón. Sin embargo, los dirigidos por Laginestra no se dieron por vencidos y lucharon en los dos lados para tratar que el local caiga en un pozo. Pero les costó mucho, porque el “Tricolor” estaba concentrado, efectivo en sus tiros por siempre buscó bien al hombre mejor posicionado, en la pintura fueron Essengue y Maciel con el aporte de Vildoza y Cadillac. Aún así, hubo ratos donde el juego fue desprolijo con “cachetazos” y pelotas divididas. Pero con una amplia ventaja en el marcador de 25 (56-31). En los minutos finales, la visita siguió intentando, de hecho ganó el parcial 15-12, pero llegó al último cuarto abajo por 20 (56-36). Encima el local perdió a Cadillac de muy buena noche, por un esfuerzo muscular en defensa que lo obligó a pedir el cambio para no volver más al partido.

Al inicio del último cuarto, a Quilmes le costó mucho anotar, llegó a estar dos minutos sin hacerlo hasta que cortó la mala racha un triple de Ríos. Estudiantes, por su parte, dejó todo en la cancha para tratar de achicar la ventaja, de la mano de Gamboa, que manejó bien los hilos de su equipo y fue una vía de gol imparable. De esta manera, la visita llegó a bajar la distancia en el marcador a 6 (68-62) con una gran efectividad en el perímetro y una dura defensa, que a Quilmes le costó mucho pasar. Para colmó perdió eficacia en sus tiros. Después de haber tenido una ventaja de hasta 25 puntos, el “Tricolor” cerró el juego apremiado, porque su rival se le vino encima, incluso con pocos segundos por jugar, siguió intentado con tiros certeros desde el perímetro, llegando a ponerse a 4 (69-65). Finalmente y después de sufrir en el último cuarto, Quilmes se llevó la victoria por 71 a 65, e igualó la serie que ahora viaja a Concordia donde se jugarán otros dos partidos.

Síntesis:

Quilmes  71: Cristian Cadillac 12, Maximiliano Ríos 8, Lucas Ortiz 11, Maximiliano Maciel 16 y Gastón Essengue 9 (FI), Manuel Gutiérrez 0, Cristian Romero 2, Luca Vildoza 6, Andrés Rodríguez 5, Tayavek Gallizzi 0 y Facundo Grutzky 2 – DT: Leandro Ramella

Estudiantes 65: Sebastián Orresta 2, Eduardo Gamboa 21, Matías Fioretti 0, Pablo Moya 6 y Lee Roberts 14 (FI), Pablo Osores 8, Leonardo Peralta 2, Alejo Montes 9, Joaquín Giordana 3 – DT: Hernán Laginestra

Parciales: 27-7, 44-21 (17-14), 56-36 (12-15) y 71-65 (15-29)

Árbitros: Zanabone-Hoyo-Lugli

Estadio: Once Unidos de Mar del Plata

Fuente: Marca Deportiva



Planeta Naranja (planetanaranja@hotmail.com)

En Twitter: @PN_basquet. En Instagram: @planeta_naranja. En Facebook: /planetanaranja913. Medio de comunicación creado en 2007 que brinda contenido de básquet marplatense, Nacional e Internacional en todas sus categorías. Estamos en Radio e Internet.

Tweets por @ignaciosaraceno

Tweets por @brunograssi