La Liga

La sangre joven

(Carlos de Vita)

Juani Marcos y Joaquin Valinotti rompieron el partido y terminaron por darle la victoria a Peñarol en el Clásico.

Peñarol superó a Quilmes 89-83 en la última fecha del Grupo D del Súper 20 y se quedó con el primer puesto. Quilmes deberá jugar el repechaje ante Bahía Basket, mientas que Argentino y Gimnasia están en octavos.

Un gran cierre de los jóvenes bases fue determinante para que el “Milrayitas” inclinara la balanza luego de ingresar perdiendo al último cuarto. Entre Joaquín Valinotti y Juan Ignacio Marcos se adueñaron del desenlace y fueron claves para la victoria.

Peñarol con récord 6-2 se quedó con el Grupo D. Gimnasia con registro 5-3 logró el segundo puesto. En tanto que el triple empate con 3-5 fue para Argentino que clasificó a octavos de final, y dejo en zona de repechaje a Bahía Basketque con ventaja de localía jugará ante Quilmes.

Apasionante de principio a fin, el clásico de Mar del Plata volvió a teñirse de azul y blanco. En un partido de rachas, el ingreso de Valinotti con 17 unidades en el tramo final del juego fue decisiva para que el conjunto de Santiago del estero y Garay se apodere del partido y del grupo D. Los 26 de Lucas Ortíz y un tercer cuarto de ensueño con 5 de 5 en triples y 17 unidades consecutivas, no fueron suficientes para que los de Bianchelli se lleven el cotejo, y de esta manera jugarán repechaje.

En el amanecer del partido, Quilmes salió decidido a marcar diferencias. En los 120 segundos iniciales el parcial fue de 9 a 0 para el tricolor, que se apoderó de la lucha de los rebotes, y obligó a Peñarol a perder pelotas simples con una intensa marca defensiva. El conjunto de Leonardo Gutiérrez reaccionó con una racha 7 a 0 que lo puso en juego (9-7 el parcial) de la mano del único extranjero del clásico, Maxwell. El tricolor apostó al tiro de tres puntos (5 concretados sobre 10 intentados), y cargó su ofensiva en Omar Cantón, goleador parcial con 11 unidades. Atractivo, dinámico, aguerrido y bien disputado, el primer cuarto fue para el cervecero por 25 a 20.

El segundo capítulo comenzó con pérdidas en ambos conjuntos, un doble de Gorosterrazu abrió el marcador para la visita, con una rápida respuesta de Mateo Bolivar. Peñarol dominó el juego interior con 20 puntos en la pintura y las apariciones de Lauria (4), Tintorelli (8) y el aporte de Alloatti (4), y de esta manera logró su primera ventaja parcial (27 a 29).

Al local le costó conectar con el aro milrayita y en 5 minutos apenas convirtió dos unidades. Maxwell fue trascendental en la lucha rebotera (7 recobres en el primer tiempo), sumando 2 robos y 4 puntos a su planilla parcial. El local no anotó triples, y apenas sumó 11 unidades en 10 minutos. Por su parte, la visita ajustó la defensa y repartió sus puntos entre 8 jugadores. El goleo bajó notablemente, y Peñarol se fue arriba a los vestuarios por 39 a 36.

El tercer episodio inició con 17 tantos de Lucas Ortiz (5 de 5 desde 6,75) y Quilmes, de la mano de su escolta, volvió a pasar al frente (44 a 43) y logró su mayor diferencia en el juego (57 – 45) promediando el tercer parcial. El clásico tomó color negro, rojo y blanco dentro y fuera de la cancha. Leonardo Gutiérrez no logró encontrar fluidez en ofensiva para su equipo y las cambiantes defensas sobre Ortiz no sirvieron para detener su tremenda efectividad.

El trámite se modificó con el correr de los minutos. El cervecero no mantuvo su efectividad, y el milrayita logró un parcial 7 a 0 para achicar distancias a 5 puntos (57 a 52). Al último descanso el local llegó 4 puntos por delante, 59 a 55.

Los 10 minutos finales comenzaron con suplentes en ambos lados, y Joaquín Valinotti, base suplente de Peñarol, anotó 7 unidades consecutivos para poner tablas en el clásico (61 – 61) a falta de poco más de 7 minutos. La paridad la rompió el mismo Valinotti con buenas llegadas al canasto (11 en 4 minutos), y el milrayita logró una ventaja de 5 unidades a falta de 6 para el cierre del cotejo.

Gutiérrez propuso una doble base con Valinotti y Marcos en cancha, y vaya que le dio resultado. Ambos jugadores defendieron con voracidad y corrieron para que las distancias sean aún mayores (77 a 69) a falta de 180 segundos para el final del juego. La ansiedad y juventud de “los pibes” milrayitasno hizo poner en duda un triunfo que lo deja como líder del grupo D del Super 20, y relega al último lugar de la zona a Quilmes que jugará repechaje al finalizar la fase de grupo. El tanteador final fue de 89 a 83.

Síntesis

QUILMES 83: Luciano Tantos 8, Mateo Bolívar 4, Lucas Ortiz 26, Sebastián Morales 12 y Omar Cantón 18 (FI). Maximiliano Maciel 7, Eduardo Vasirani 2, Juan Esteban De la Fuente 2 y Víctor Fernández 4. Entrenador: Javier Bianchelli.

PEÑAROL 89: Juan Ignacio Marcos (x) 14, Bruno Barovero 11, Lucas Arn 8, Du´ Vaughn Maxwell 8 y Damián Tintorelli14 (FI). Joaquín Valinotti 17, Alejandro Alloatti 8, Lucas Gorosterrazú 4, Nicolás Lauría 5, Juan Martín Fernández 0 y Tomás Monacchi 0. Entrenador: Leonardo Gutiérrez.

Parciales: 25-20; 36-39 y 59-55.

Árbitros: Alejandro Chiti, Leonardo Salazar y Sebastián Moncloba.

Estadio: Polideportivo Islas Malvinas.



Planeta Naranja (planetanaranja@hotmail.com)

En Twitter: @PN_basquet. En Instagram: @planeta_naranja. En Facebook: /planetanaranja913. Medio de comunicación creado en 2007 que brinda contenido de básquet marplatense, Nacional e Internacional en todas sus categorías. Estamos en Radio e Internet.

Tweets por @ignaciosaraceno

Tweets por @brunograssi

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com