La Liga

Llegó la primera

Echagüe anotó el doble ganador(Quilmes)

Quilmes conoció la victoria en la Liga de Desarrollo, tras superar 79-78 a Gimnasia de Comodoro con un doble agónico de Joaquín Echagüe.

El primer cuarto de Quilmes fue un espectáculo ofensivo. A Gimnasia le costó despertarse y ponerse en juego, lo que no quita méritos al Tricolor, que impuso condiciones en la disputa con la versatilidad de sus internos (Núñez y Nally) como clave en el ataque. Mientras la visita se hallaba en la cancha, ocho puntos del “Fideo” encabezaron el parcial 27-15 que hacía despegar al “Cervecero” en el marcador.

El equipo de Comodoro mejoró notablemente en el segundo período, sobre todo en cuanto a su compromiso con el partido. La actitud fue otra, aunque tácticamente siguió sufriendo atrás. De esta manera Quilmes se sostuvo arriba en el electrónico 48-40 de regreso a los vestuarios.

La jerarquía de Barrera, la presencia de los cubanos Mensia y Bombino, hizo que el conjunto dirigido por Pérez continúe achicando cada vez más la brecha, hasta ponerse a 4. Sin embargo, el tresarroyense Joaquín Falcone apareció con dos bombas para frenar la arremetida patagónica. En el tercer cuarto, una jugada de Nally dejó a todos sorprendidos por la potencia de su definición: el pivot acompañó una contra de los suyos, y ante la bandeja errada de un compañero depositó la basura en su lugar con un volcadón.

Quilmes sacó 13 en el tercer chico, pero una corrida de 7-0 dejó a 6 al visitante de cara a los diez minutos finales. El local resistió en el comienzo de la cuarta manga, hasta que dos triples de Barrera igualaron en 58 el marcador (restando 6 minutos). Quedando 3:10, Núñez tomó el protagonismo para que Quilmes saque 5. Volvió a descontar Gimnasia y se puso abajo por la mínima, entrando al minuto final del cotejo. A 9 segundos del cierre, la visita completó una gran jugada colectiva: condujo Barrera, utilizó el pase de apoyo tras el pick and roll y Bombino castigó el cambio de marcas con un doble bajo el canasto (77-78). No obstante, al dueño de casa le quedaba una respuesta y Echagüe no dudó en contestar: el escolta dribló hacia su derecha y con un giro se hizo espacio, para lanzar el doble de la victoria con 3 segundos en el reloj. Se quedó sin tiempo para ejecutar el último tiro el equipo comodorense, y de esta manera el “Cervecero” se abrazó a su primer triunfo en la temporada de LDD.

Síntesis:

Quilmes (): F.Arraiz 11, Echagüe 16, Falcone 10, Núñez 19 y Nally 6 (FI). Skidelsky 4, Martin 3, García Camaño 2, Ecker 8 y M.García 0. DT: Lombardi.

Gimnasia de Comodoro Rivadavia (): Maurno 5, Barrera 14, Fogel 8. Sosa 9 y Bombino 25 (FI). Mensia 15 y Santucho 2. DT: Pérez.

Parciales: 27-15, 48-40 y 63-57.

Árbitros: Rodríguez – Vicente (Mar del Plata).

Cancha: José Martínez (Quilmes).

Jugadores destacados:

Lucas Núñez (Quilmes): ante la ausencia de Lecona, tomó el rol protagónico de su equipo y cumplió el papel con creces. 19 puntos y 9 rebotes para el “Fideo” en su planilla.

Pedro Bombino Parada (Gimnasia): el cubano tuvo otra gran noche en Mar del Plata. Decisivo en la pintura, totalizó 25 puntos, 7 rebotes y 3 tapas. Un proyecto más que interesante, pro su físico y sus buenos movimientos de pies, en el básquet latinoamericano.

Joaquín Echagüe (Quilmes): el tiro ganador del escolta, describe las características del ex jugador de Once Unidos. Con un gran manejo de balón (aunque a veces abuse del pique) utiliza el recurso para evitar la pelea en física, en donde corre con desventaja. Le dio el primer triunfo a su equipo, completando 16 puntos en el juego.

Etiquetas


Tweets por @ignaciosaraceno

Tweets por @brunograssi

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com