Especiales

“Mi deseo es mejorar”

Archivo PN.

Lucas Sigismonti partirá mañana rumbo a España, donde comenzará su nueva etapa deportiva en el Baskonia. Antes de viajar, el escolta de Kimberley dialogó con Planeta Naranja.

Las valijas ya están armadas. En lo racional, cargadas de ropa de todo tipo, aparatos tecnológicos, pertenencias de uso personal, recuerdos materiales y demás. Desde lo emocional, ya están cargadas de ilusión, de emoción y melancolía a la vez, de ganas de superación y, sobre todo, de ansiedad. Por eso Lucas ya las tiene listas y sólo viste una malla amarilla, para disfrutar de sus últimas horas del verano de “La Feliz”, una remera y el buzo del Baskonia. “Es que en el viaje anterior me perdieron la valija. Entonces quiero llegar con el buzo del club puesto, por las dudas”, explica Sigismonti, mientras saluda a cuanta persona se le cruza en Independencia 3030.

El pasado mes de noviembre fue a realizar una prueba a Vitoria junto a su entrenador Imanol Hernández. Las sensaciones que dejó en aquellos entrenamientos fueron buenas, pero nadie se volvió a comunicar con él. “Anduve bien. Lo que pasa es que te vas con dudas, no pensás que quedaste. Recibir la noticia fue casi ´milagroso´”, cuenta Lucas. Su representante Claudio Villanueva le dio la información esperada y, tras las negociaciones y el posterior acuerdo entre Kimberley y Baskonia, confirmó su destino para una nueva aventura. “Tienen otra intensidad las prácticas allá. Y hay mucha técnica individual. Mi deseo es mejorar”, sostiene el marplatense.

Su primera etapa en Baskonia será con el equipo Junior, jugando en la categoría para menores de 18 años. A sus compañeros los conoce porque entrenó con ellos en las pruebas. “Hay varios de Senegal. También uno de Rusia, otro de Polonia y de Brasil. Por suerte hablan español”, dice Sigismonti. La competencia está en tránsito del otro lado del charco y él tendrá que acoplarse a un ritmo que demandará, seguramente, una adaptación de semanas. Sin embargo, nada lo corre de su eje a Lucas: va por el desafío.

En el patio del CADS, donde lo “descubrieron”.

El final es donde partió. Un día antes de volar a España, Sigismonti sonríe en el lugar donde miles de chicos y chicas pasaron, pasan y pasarán sus recreos escolares. “Jugaba al fútbol en Aldosivi. Pero en los recreos del Colegio CADS, Filipo Ferreira y Juanse Lofrano me insistían para que arranque con el básquet por mi altura. Probé y después de hacer medio año los dos deportes, me incliné por este deporte”, recuerda Lucas. En Mini y U13 tuvo a Filipo y a Juan Lofrano como entrenadores, quienes le dijeron que nunca iba a jugar abajo del aro, y desde esa premisa empezaron a pulir sus fundamentos. Luego, desembarcó por el convenio de la institución educativa y Kimberley en el “Dragón”, donde comenzó a despegar. “Haber estado en la Preselección U13 de Mar del Plata me enfocó. Después vinieron las convocatorias nacionales U14 y U15, y el básquet se convirtió prácticamente en mi vida”.

El “bicho verde” despide una vez más a una promesa. Sucedió con Diego Cavaco, Marcos Mata, Selem Safar, Emiliano Basabe y otros tantos. “En Kimberley dejo a la gente que me apoyó: compañeros, entrenadores y directivos siempre me facilitaron las cosas”, afirma Lucas Sigismonti. Pero el escolta, aporta también una visión con mezcla de la inocencia propia de sus 16 años y a la vez madurez, sobre el contexto del básquet marplatense en general.

Periodista: – Te vas al mismo club de Europa donde juegan Garino y Vildoza. ¿Qué opinión tenés acerca de la formación en el ámbito local?

LS: – “Del básquet marplatense salen grandes jugadores. Y lo mejor es que competimos dentro de la cancha, pero afuera somos todos amigos. Recibí muchas felicitaciones de chicos de otros clubes”.

Una respuesta que habla de sus valores y, por qué no, de los de nuestra ciudad como comunidad basquetbolera. Quizás deberíamos ponderarlos.

Sigismonti, otro marplatense de Selección, en U16 y U17.

Lucas cuenta las horas para empezar su periplo rumbo al sueño. Junto a su mamá, Natalia, y su papá, Sergio, estarán en el aire a las 8 a.m. del miércoles 8 de enero, conectando Mar del Plata con Buenos Aires. De Ezeiza a España. Destino final, Vitoria. Esa ciudad vasca con tanta pasión por el básquet y con tanto argentino que ha dejado su huella (Scola y Nocioni, por ejemplo). Sigismonti va para marcar las suyas. A por su camino.

 



debug123

Tweets por @ignaciosaraceno

Tweets por @brunograssi

Facebook de Planeta Naranja

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com