La Liga

Miguel lo hubiera disfrutado como nosotros

Campazzo lo defiende a Gutiérrez (ligateunafoto.com)
Campazzo lo defiende a Gutiérrez (ligateunafoto.com)

En una noche especial, en la que se recordó respetuosamente el fallecimiento del periodista Miguel Romano, Obras descontó un punto en la serie Final tras un triunfo agónico por 103 a 102, en un partido que quedará en el recuerdo.

Martin Osimani lo definió con un rebote y un doble a 7 décimas del final. Facundo Campazzo, por su parte, estuvo al borde del un triple doble con 33 puntos, 11 asistencias, 9 rebotes…45% en triples, 100% en dobles, 8/9 en libres. Un animal. Crónica de un partido memorable.

Por el camino que más le gusta y marcando supremacía a pesar de arrancar 2-0 abajo en el tanteador, Peñarol comenzó el juego agresivo y determinante, impulsado por una tremenda volcada de Marcos Mata en la cara del Pipa Gutiérrez.

Un parcial de 12-5 en menos de 3 minutos, con tres triples incluidos, obligó a Julio Lamas a pedir el primer tiempo muerto de la noche.

Las cosas no variaron demasiado después de ése minuto. Porque Peñarol, de la mano de un intratable Facundo Campazzo (11 puntos en 5 minutos con 3 de 3 en triples), dominaba el partido a pesar de la defensa zonal presentada por el visitante.

Dos bombazos de Martín Osimani volvieron a poner en juego a Obras (22-17), con 3’26’’ por jugar.

La carta ofensiva más importante de los últimos partidos para el tachero, Tony Washam, no aparecía. Pero el que sí lo hacía era Juan Gutiérrez que con 6 puntos en el cuarto, más un par de buenas defensas de equipo, supo encontrar el camino que Obras debía transitar para estar 25-24 abajo, con 1’13’’ por delante.

Finalmente, el parcial fue para Peñarol por 28 a 25 por otro triple del milrayitas, en este caso de Lamonte, pero la incertidumbre estaba planteada en la posibilidad de ver un Obras dominante como por momentos lo hizo en Buenos Aires, pero con la presión de ganar para volver la serie a su casa.

El inicio del segundo cuarto marcó el liderazgo de Obras por primera vez en el juego que, tras un parcial de 4-0, logró ponerse 29 a 28 arriba. Siempre aferrado a su defensa zonal y obligando a Peñarol a tomar malos tiros que le permitieron goles fáciles, el tachero instrumentó su mejor juego para pasar a dominar en terreno ajeno.

Un triple de Safar igualó las cosas en 33, pero una vez más Obras corrió la cancha –incluso después de gol milrayitas- para anotar dos puntos más, poner el tablero 35-33 a su favor y obligar al Oveja Sergio Hernández a pedir su primer minuto de la noche, con 5’01’’ por jugar.

Luego del tiempo de Hernández, Peñarol contrarrestó la ofensiva tachera defendiendo una zona que le trajo muchos réditos a corto plazo. Porque entre Safar y Campazzo, a bombazos limpios, se encargaron de adelantar nuevamente al local en el marcador, sacando una luz de 5 puntos de ventaja (43-38 y 2’52’’ por delante).

El cierre de la primera etapa marcó un rumbo definido a partir del dominio de Peñarol, para sellar una diferencia importante pero no decisiva de 46 a 39.

La segunda mitad arrancó con un Peñarol soberbio que intentó no darle chances a un Obras que se mostraba tibio y que sufría los embates del local. Con Campazzo como estandarte, los de Sergio Hernández lograron tomar una ventaja importante de 12 puntos en el inicio (52-40), para que Lamas pidiera minuto en forma urgente.

Pero Peñarol no decayó a pesar del parate y siguió insistiendo en el lugar que más cómodo se siente: desde atrás de la línea de tres puntos (a esa altura 11/28).

Un triple de Safar luego de un impresionante recupero de Mata, sumado a un doble sobre el final de Martín Leiva, pusieron las cosas 63 a 54 a favor de los locales, a falta de un cuarto por jugar.

El último período comenzó con un intratable dueño de casa. Dos triples de Selem Safar y otro de Franco Giorgetti, pusieron a Peñarol en una posición excelente para el poco tiempo restante que quedaba en el juego.

Pero a partir de una gran defensa y varias equivocaciones del milrayitas, Obras empezó a acercarse paulatinamente hasta ponerse a 1 (71 a 70) con un doble de Washam a 2’50’’ del cierre.

Juan Gutiérrez, finalmente, materializó el buen momento Tachero y puso a su equipo arriba 72 a 71 restando 2’25’’ y luego de ir perdiendo por 12 puntos.

Un doble de Espinoza llevó las cosas dos arriba para Obras que a esa altura ganaba 74-72 y soñaba.

Pero nuevamente apareció Facundo Campazzo con una penetración terrible que terminó en doble y falta para poner a Peñarol 75 a 74 al frente.

Y como si esto fuera poco, apareció el actor que faltaba y que había sido de reparto durante el grueso del partido, pero que se transformó en determinante en el cierre. Hablamos de Leo Gutiérrez, que con un triple a falta de 44’’ pareció sentenciar el 3 a 0.

Sin embargo, Tony Washam le dio luz a Obras con una bomba que puso el marcador 78 a 77 con 40 segundos por delante.

Un libre de Barrios para el local y dos de Juan Gutiérrez para Obras pusieron las cosas 79 iguales con poco más de 17 segundos por jugar.

La última bola la tuvo Peñarol y terminó con pérdida. También la tuvo Obras, y no pudo materializarla. Fue empate en 79 y suplementario.

El tiempo extra fue todo de Obras en el inicio. Un triple de Osimani y dos libres de Juan Gutiérrez llevaron al tachero a sacar la máxima del partido (84 a 79), con 2’17’’ por jugar.

El partido se tornó deslucido, pero en ese desorden apareció otra vez el uruguayo Martín Osimani, que con un tiro volado por encima de las torres milrayitas mantuvo la diferencia en 5 puntos.

Aunque con Peñarol nunca se puede relajar nadie. Marcos Mata primero (con un triple) y Campazzo después (con dos libres) pusieron el 86 iguales, que sería el definitivo para llegar al segundo suplementario, en el que a esa altura ya era el mejor juego Final de los últimos años.

El último parcial fue palo y palo hasta el final. Doble a doble, libre a libre, un partido electrizante con un alto nivel emotivo.

Equivocaciones y certezas de ambos lados levaron el juego a un cierre terrible.

Las soberbias actuaciones de Martín Osimani y Juan Gutiérrez por Obras llevaron a su equipo a estar al frente por 4 (101-97) con 17’’ por jugar. Pero un triple de Selem Safar tras una salida de costado puso en juego nuevamente a Peñarol.

Lo increíble del partido era que todavía iba a faltar mucho para el cierre.

Y que lo tuvo Peñarol, pero finalmente fue para Obras con una corajeada de Martín Osimani, que en el día de su cumpleaños (el 22 de mayo, después de las 00hs) recibió su premio más esperado.

SÍNTESIS

Peñarol 102 (2): Mata 10, Campazzo 33, Gutiérrez 11, Leiva 12, Lamonte 8, Safar 19, Barrios 6, Giorgetti 3, Reinick 0, Ibarra0. DT: Sergio Hernández.

Obras 103 (1): Gutiérrez 19, Konsztadt 4, Elsener 0, Espinoza 7, Osimani 26, Fells 2, Washam 22, Field 5, Mázzaro 18. DT: Julio Lamas.

Estadio: Polideportivo Islas Malvinas.

Árbitros: Rodrigo, Ramallo y Fernández.

Informe: Prensa AdC.

Foto: Marcelo Endelli para prensa AdC.



Planeta Naranja (planetanaranja@hotmail.com)

En Twitter: @PN_basquet. En Instagram: @planeta_naranja. En Facebook: /planetanaranja913. Medio de comunicación creado en 2007 que brinda contenido de básquet marplatense, Nacional e Internacional en todas sus categorías. Estamos en Radio e Internet.

1 comentario

Escriba un comentario
  • Sufriendo, pero estamos llegando al objetivo. Pregunta: es al mejor de 7?, o de 5?.Ahora viene el lunes, y ojalá lo logremos, pero si no es así, vuelven a Mardel?, para otro? u dos más?

debug123

Tweets por @ignaciosaraceno

Tweets por @brunograssi

Facebook de Planeta Naranja

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com