Selección Nacional

Pato a la naranja

SÍMBOLO. Parece que la 4 de las Selecciones Argentinas tiene dueño y es un marplatense (Foto: CABB)
SÍMBOLO. Parece que la 4 de las Selecciones Argentinas tiene dueño y es un marplatense (Foto: CABB)

No es un rico plato de cocina pensando en las pascuas, este sigue siendo un espacio de básquetbol. El título se refiere a Patricio Garino y a su relación con el deporte de la pelota anaranjada, que lo tiene bañado en oro, después de salir campeón ayer en los Juegos Odesur, en Medellín.

El camino, como se sabe, nunca es fácil. Menos para este chico de 16 años, que dio ventajas hasta de casi 3 años con algunos de sus rivales. A pesar de ello se la bancó, en algunos partidos fue el goleador de su equipo y cuando tuvo que encarar otra faceta que le pedía su entrenador “Chiche” Jápez, también lo pudo hacer.

El rival en la final fue Uruguay, quien le había ganado en la primera parte del torneo por 17 puntos, lo que generaba, de alguna manera, cierta preocupación. Lejos de ponerse nerviosos, los chicos argentinos sacaron a relucir su temple para llevar las riendas del partido y ganar 60 a 46.

Patricio Garino tuvo 10 puntos de promedio por partido, una muy buena marca, teniendo en cuenta que en la gran mayoría de los partidos no eran más de dos los jugadores que llegaban a las dos cifras. Además aportó mucho en el rubro rebotes, ya sea en defensa o en ataque.

En el último partido, la final antes los rioplatenses se destacó con 14 puntos, 5 de 7 en dobles, 1 de 4 en triples y 1 de 2 en dobles. 9 rebotes, 2 asistencias y 3 robos en más de los 26 minutos que estuvo en cancha.

Minutos después de conseguir lo que será uno de los triunfos más importantes de su carerra deportiva dialogó con Planeta Naranja y en un comienzo dijo que estaba “fascinado con este torneo que ganamos, super contentos estamos todos”.

Luego comentó que “es la primera que estoy en Colombia, es increíble este torneo, un paso atrás de una olimpiada, la convivencia con chicos de otros deportes, otras disciplinas, otras naciones, todos en una misma villa, la remamos para ganar y se nos dio”.

La final ante Uruguay era esperada por todos los chicos argentinos y por suerte llegó el triunfo: “fue una revancha contra ellos, la derrota en la primera ronda fue una cachetada que nos levantó el ánimo, nos dio la calidad de juego que tenemos siempre, nosotros supimos como superarlos, hoy en la final mejoramos los problemas colectivos e individuales”.

El alero de Unión también se tomó un tiempo para hacer un análisis del torneo en general: “la competencia nos sorprendió, porque los equipos han mejorado mucho, antes Venezuela iba a la carga, al contragolpe, acá estuvieron más ordenados, con un juego más esquemático, Chile tuvo una forma diferente de juego y salieron terceros, Uruguay jugó muy bien”.

Los últimos años de Garino han sido de mucho desgaste y el físico de a poco tiene sus consecuencias: hoy estoy muerto, en el partido tuve que pedir dos veces cambio porque no daba más, estamos jugando a casi 2000 metros de altura, un factor determinante, con tantos partidos estoy bastante cansado, descansaré dos o tres días y a romperme el lomo porque quiero estar con la Selección en el Mundial”.

Para el final, Pato agradeció a quienes estuvieron de su lado y lo ayudaron a poder conseguir este importante logro: “se lo dedico a mis viejos, que me apoyan en todo momento, a toda mi familia, a los chicos del club, a Valentín Burgos que está en Comodoro, a los chicos del colegio y a toda Mar del Plata”.

Un Pato Garino bañado en Oro que por ahora no tiene techo, ¿lo podremos ver en el futuro de la Generación Dorada?



Planeta Naranja

1 comentario

Escriba un comentario
debug123

Tweets por @ignaciosaraceno

Tweets por @brunograssi

Facebook de Planeta Naranja

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com