Provincia

Perseverancia

Kimberley - Olimpo (PN)
Kimberley – Olimpo (PN)

Kimberley, fiel a su estilo, trabajó duro en el transcurso del juego y se llevó su recompensa al final: primera victoria en la Liga Junior 2017. Fue ante Olimpo de local.

Kimberley, fiel a su estilo, trabajó duro en el transcurso del juego y se llevó su recompensa al final: primera victoria en la Liga Junior 2017. Derrotó a Olimpo de Bahía Blanca, 72-66 en el Valentín Pérez.

Salvo ante Peñarol, partido en el cual la jerarquía individual “milrayita” marcó las diferencias, Kimberley siempre peleó de “igual a igual” los duelos (contra IAE, Racing de Olavarría y 9 de Julio de Bahía Blanca) en la Zona Sur 1. Las cuatro derrotas frustran, pero también enriquecen la experiencia de un equipo batallador, que justamente en la actitud y el respeto por sus estrategias basa los fundamentos con los que compite en el grupo. A su manera, el “Dragón” maduró el triunfo en el certamen provincial y la espera valió la pena: se sacó las ganas venciendo a Olimpo en Mar del Plata, celebrando la primera victoria en el torneo frente a su público.

Desde la entrada en calor, se podía ver la diferencia de talla en favor de los bahienses. Claramente Olimpo apostaría a explotar la ventaja cerca de los aros, más aún con las ausencias que presentaba para este cotejo. El “aurinegro” no contó con el marplatense (ex IAE) Agustín Villalón, ni con Ruesga ni Béttiga (ambos en la Selección Nacional U19). En un trámite parejo durante los primeros cinco minutos de partido, la visita se alejó 13-9 con Hollender (7 puntos) anotando en la pintura. Ese +4 terminó sellando en el primer período, exponiendo errores defensivos en las rotaciones del “bicho verde”, motivo que requirió un tiempo muerto de Tumminello. Fue un “tirón de orejas” del entrenador a los jugadores, porque la defensa es el pilar de Kimberley y el equipo no puede permitirse “dormir” en esa faceta.

El “Dragón” hizo el click. Un triple de Pazos igualaba el marcador en 28, previos lanzamientos certeros de Maeso y D’Agostino a media distancia. Kimberley mantenía el buen ritmo ofensivo, lo que había cambiado (para bien) era su defensa. Un recupero, una bola luchada en el suelo, un rebote, una ayuda, un foul de ataque recibido. Una situación alimentó a la otra y la confianza fue escalando, pasito a pasito. Olimpo se dejó estar y Kimberley, perseverante, lo empezó a ahogar. Al frente los locales, 35-34 al descanso largo.

Kimberley - Olimpo (PN)
Kimberley – Olimpo (PN)

Al regreso de los vestuarios, el dúo Girotti-Pazos causó estragos. Rompimientos y descargas, conceptos tan básicos como efectivos cuando se ejecutan bien, dejaron espacios para que el “7” anote de tres puntos o en bandeja. Olimpo se notaba decididamente perdido. Lo demostraba recibiendo ocho puntos consecutivos de cortina por la espalda y tantos fáciles para el “Dragón”. La concentración del local lo puso 10 arriba (52-42), hasta que un momento descuidado le esfumó la ventaja. Dobles y faltas de Diel y Hollender, más un triple de Mailo, daban vuelta el marcador de un suspiro (corrida de 12-0). Miranda igualó con dos simples para Kimberley, Pazos detonó otra bomba y D’Agostino completó la faena con un triple sobre la bocina. En el momento que parecía levantarse Olimpo, el dueño de casa lo volvió a acostar en la lona. Golpe justo y preciso.

Manta corta: los bahienses tapaban a Maeso defendiendo en zona, pero los tiradores del “Dragón” castigaban abiertos. Olimpo transmitió su nerviosismo en faltas técnicas, mientras Kimberley estiraba la brecha (66-56, jugados tres minutos del último cuarto). La visita, ya “guapeando” el partido, sumó a la reacción con Hollender y un inesperado triple de Pentenero (primeros puntos desde el banco para los dirigidos por Juan Martín López). La chapa reflejaba el 66-62 del cotejo, restando 3:52 por jugar. Allí, otra vez, Kimberley pegó en el instante indicado para hacerlo y que el impacto se sienta. El goleador de la noche, Ramiro D’Agostino (25 puntos en total), marcó un nuevo triple y un “jump shot” de dos puntos. La zona-presión fue un riesgo local, que con éxito corrió a la ofensiva rival de su eje. La confusión que Kimberley le fue generando a Olimpo, terminó por sentenciar el final del encuentro. Ese “trabajo de hormiga” táctico tuvo como sustento la fortaleza mental, la de esperar agazapado el segundo ideal  para dar el zarpazo. Y como premio la primera alegría del “bicho verde” en la Liga Junior 2017.

 

Síntesis:

Kimberley (72): Girotti 12, D’Agostino 26, Pazos 12 (X), González Simaz 4 y Maeso 8 (FI). Celuce 6 (X), Fresno 2 y Miranda 2. DT: Tumminello.

Olimpo (66): Hollman 4, Diel 12, Solomon 8 (X), Mailo 15 y Hollender 23 (FI). Specogna 0 y Pentenero 4. DT: López.

Parciales: 16-20, 35-34 y 60-54.

Árbitros: Pereyra – Lemme.

Cancha: Valentín Pérez (Kimberley).



debug123

Tweets por @ignaciosaraceno

Tweets por @brunograssi

Facebook de Planeta Naranja

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com