Internacional

Semana de definiciones

(USA Today)

Varios pretendientes para un Play-in que ya se sabe habrá en el Oeste y los Playoffs a la vuelta de la esquina esperando posiciones finales. Resumen del domingo en la burbuja.

RAPTORS 108 – GRIZZLIES 99

Los Grizzlies se complican. Con una victoria se habrían asegurado el octavo puesto del Oeste, pero ahora tienen a los Blazers pisándoles los talones. A ellos y a Suns y Spurs, que no se rinden en esa encarnizada lucha por los playoffs, lo más destacable en la reanudación y en los ocho partidos que hay de esa temporada regular reducida que da paso a los playoffs. Antes, se celebrará un play-in en la Conferencia más competitiva, esa que ha ido al alza desde la retirada de Jordan hasta ahora en contraste con un Este que suele exigir menos. Y de ese torneo se pueden quedar incluso fuera los Grizzlies, que ya no tienen tampoco asegurada esa ventaja que consistía en ganar uno de tres partidos para clasificarse para las eliminatorias por el título. El nueco sistema, injusto para Ja Morant, ha perjudicado a un equipo que en marzo veía muy de cerca los playoffs y ahora teme quedarse fuera de los mismos.

Ante los Raptors, las cosas no iban a ser sencillas. Los de Nick Nurse habían caído ante los Celtics, pero venían de tres victorias consecutivas en los tres primeros partidos de la burbuja. El primer periodo fue dominado por Ja Morant y los suyos (25-20), que recibieron 40 bochornosos puntos en la segunda mitad que les dejaban abajo al descanso (60-54) y con 17 puntos de desventaja con 12 minutos por disputarse (88-71). Una misión imposible que estuvieron apunto de resolver, resucitando en una fase final de encuentro en la que tiraron de mucho corazón y se llegaron a colocar a una sola canasta (95-92). Un mero espejismo por el que no se inmutaron los canadienses, espoleados por la magia de un Nick Nurse que se las sabe todas y transmitió temple a los suyos para que cerraran el duelo y se aseguraran, por segundo año consecutivo, el segundo puesto del Este, siendo el quinto seguido que llegan a las 50 victorias después de no hacerlo en sus primeros 20 años de existencia.

Pascal Siakam fue el mejor del partido con 26 puntos, respondidos por los 25 de Dillon Brooks por parte de los Grizzlies, que echaron de menos a un Valanciunas que lanzó solo dos tiros (0 puntos) en 27 minutos de juego. Los Raptors tuvieron hasta seis jugadores por encima de los 10 puntos (10 justos de Marc), con mención especial para el doble-doble conseguido por Serge Ibaka (12+12). En Memphis, Grayson Allen se fue a los 20 tantos y Ja Morant estuvo en 17, con 10 asistencias y apareciendo de manera intermitente, aunque siendo protagonista en el frustrado intento de remontada de los suyos, que soñaron con ese octavo puesto tan caro pero se quedaron por el camino. Todo o nada ahora para los Grizzlies, que se enfrentar a Celtics y Bucks en las dos últimas jornadas. Dos rivales duros para jugarse el octavo puesto mientras Blazers, Suns y Spurs se frotan las manos. Nos esperan días locos en el Oeste. Para variar.

 

PELICANS 113 – SPURS 122

(USA Today)

Una final entre candidatos. Así se presentaba el duelo en el que se batían Pelicans y Spurs. Ambos llegaban al encuentro con el subidón emocional de haber ganado su último partido y de mantener intactas sus opciones de pelear como mínimo por el play-in en el Oeste. Los de San Antonio comenzaron tomando el pulso al partido liderados por un Derrick White soberbio en el arranque. La pasividad defensiva de los Pelicans allanó más si cabe el partido en los primeros compases hasta el punto de que apenas transcurrían 3 minutos de partido y los de Popovich ya estaban 11 puntos arriba.

Gentry tuvo que parar el juego y los Pelicans reaccionaron con su momento de mayor brillantez. Un parcial de 11-0, liderados en la anotación por Ingram y Favors, parecía que igualaría las cosas, pero nada más lejos de la realidad fue un puro espejismo. Los de San Antonio acabaron el cuarto con un 13-5 y finalizaron el primer cuarto con 8 puntos de renta. Gran parte de la culpa la tuvo Derrick White y sus 12 puntos, con un 71,4% de acierto en tiros de campo. En los Pelicans no apareció un gris Zion en el arranque, tan sólo 2 puntos y muy desacertado de cara al aro en los pocos minutos que Gentry le daba.

Los 12 minutos previos al descanso fueron los de la reafirmación de la buena dinámica de los de Popovich. El partido se convirtió en un auténtico correcalles y tan sólo los Spurs supieron ponerle un poco de poso al duelo y manejar los tiempos. Al descanso, ya iban 17 arriba en el marcador y White volvía a dejar una nueva exhibición anotadora en la burbuja, faceta que está destapando en Orlando, 16 puntos y un acierto por encima del 66%. En los de Gentry, seguía desaparecido Zion, el cual llegó a acometer hasta un air ball desde la línea de personal, tan sólo el acierto del veterano Redick sostenían un nivel de anotación aceptable.

Sin embargo, los Spurs acabaron el primer tiempo con la mosca detrás de la oreja. Derrick White se marchaba renqueante y los fantasmas de una lesión se presentaron de golpe. El base de Colorado apenas pudo aguantar en el campo poco más de 2 minutos, en los que empeoró de forma sustancial los buenos porcentajes con los que acabó el primer tiempo, y los Pelicans supieron aprovechar ese duro golpe anímico para darle la vuelta al partido. En el momento de la lesión de White, los Spurs iban 20 arriba en el marcador y al finalizar el cuarto ya sólo ganaban por 4.

Más allá de la dinámica de acierto de Zion Williamson, hizo 8 puntos en el cuarto tras anotar 4 tiros consecutivos y acabar el cuarto con 15 en su cuenta, los de Gentry dieron otro aire a su juego, tratando de asegurar sus ataques con posesiones más largas. Redick seguía manteniendo su excelso nivel, pero a él se sumaron jugadores de la primera unidad como Ingram o apariciones fugaces de los suplentes como Hayes o Jackson.

La reacción fue un espejismo. En el último cuarto, se juntaron una serie de ingredientes que evitaron la proeza. El primero de ellos fue la aparición estelar de DeMar DeRozan, terminó el encuentro con 27 puntos de los que 14 los anotó en los últimos 12 puntos. A ello, se le añadió el excesivo egoísmo de Lonzo Ball a la hora de orquestar las jugadas de su equipo, perdió 3 balones en momentos clave y tan sólo anotó un tiro libre en los últimos 12 minutos acabando el partido con un 2 de 10 en tiros de campo y 0 de 4 en triples, así como la obsesiva tendencia de tratar de construir las jugadas alrededor de Zion Williamson.

El pívot acabó anotando 25 puntos en 27 minutos pero no pasó de un discreto 50% en tiros de campo, porcentaje que fue decreciendo en los últimos minutos. Pese a ello, Redick seguía sosteniendo a base de triples la esperanza de una remontada épica pero el acierto final de los de Popovich desde la línea de personal lapidó las últimas esperanzas.

Con este triunfo, los Spurs se quedan a 1 partido de los Grizzlies, octavos tras caer ante los Raptors, e igualados en la novena plaza con los Blazers. Su próximo envite será ante los Rockets el próximo martes. Por su parte, los Pelicans quedan descartados para ser octavos y únicamente un milagro permitiría que los de Alvin Gentry jugasen el play-in. Los de New Orleans quedan a partido y medio del noveno, a falta de que disputen 2 partidos, el primero de ellos ante unos Sacramento Kings sin nada en juego.

 

BLAZERS 124 – SIXERS 121

(USA Today)

Más allá de los Grizzlies, los que pueden empezar a tener algo de miedo son los Lakers. Por ese hipotético enfrentamiento en primera ronda, que de hipotético parece tener cada vez menos si tenemos en cuenta el ritmo que llevan los Blazers. Los angelinos, con la baja de un Avery Bradley que es el único con capacidades físicas y defensivas para perturbar ligeramente a Damian Lillard, y lejos de su mejor momento de la temporada, podrían tener problemas ante el octavo clasificado del Oeste. Siempre que estos terminen siendo los de Oregón. La ausencia de ventaja de campo en playoffs puede beneficiar a los equipos que lleguen sin ella, algo diferencial que puede marcar muchas eliminatorias en un final de temporada marcado por la mayor de las incógnitas.

Todavía quedan unos días para conocer quién será el octavo del Oeste, pero los Grizzlies cada vez tienen menos opciones de ocupar ese lugar. La derrota ante los Raptors y las victorias de Spurs (ante Pelicans) y Blazers, les dejan solo con medio partido de ventaja sobre estos últimos. Y el puesto que habían defendido durante todo el año de manera tan inopinada como merecida, pende hoy de un hilo muy fino que les puede dejar sin ventaja en el play-in… y sin la oportunidad incluso de jugarlo. Pelicans y Kings están fuera de la pelea, pero siguen quedando cuatro equipos para dos puestos y solo dos jornadas para dar por finalizada esta pequeña temporada regular que la NBA ha creado de la nada para poder tener campeón.

Y a todo esto, tampoco los Blazers están en grandes alardes. El otro día perdieron ante los suplentes de los Clippers, y hoy han hecho lo propio contra unos desmadejados Sixers, que no contaban con Ben Simmons y perdieron a Embiid cuando llevaba disputado menos de seis minutos de encuentro. Se fueron con ventaja en el primer periodo (33-19), pero los del siempre cuestionado Brett Brown consiguió que los suyos apretaran las cosas antes del descanso (67-58) y le dieran la vuelta con 12 minutos por jugarse (91-92). Ahí apareció, cómo no, Damian Lillard, que bien podría haber sido incluido en la ristra para el MVP de la temporada en la que sí se encuentran LeBron, Anteto y Harden. 18 de los 33 puntos de su equipo en el último periodo llevaron su firma, llegando hasta los 51 (con 7 asistencias) y mostrando de nuevo su versión más monstruosa, apoyada por los 20 tantos de Carmelo, los 15 de Nurkic o los 16 de McCollum. Gary Trent Jr. no fue esta vez un factor diferencial mientras que Josh Richardson fue el mejor de lo suyos (34+5+6) ante la ausencia de las estrellas de los Sixers.

Lillard consigue con este encuentro su quinto partido de la temporada de 50 o más puntos, y se convierte en uno de los únicos 10 jugadores que ha llegado a esa cifra en, al menos, 10 partidos durante su carrera. Y sigue sumando enteros para conseguir unos playoffs que en marzo parecían de lejanos a imposibles, pero cuya lucha ha tenido al base de mesías y a una de las ofensivas más temidas de la competición como santo y seña. Los Lakers tienen motivos para preocuparse. Porque sí, los Blazers, baja de Ariza mediante, no defienden nada. Pero los angelinos ahora se están defendiendo solos. Y, ¿quién puede parar a Lillard?

 

BOSTON CELTICS 122 – 119 ORLANDO MAGIC

Los Celltics sobrevivieron a los Magic en un partido decidido en la prórroga y que tuvo una tónica de igualdad durante todo el choque. El equipo que dirige Brad Stevens pone así distancia respecto al cuarto clasificado, Miami Heat, asegurándose de forma matemática el tercer puesto del Este y llegando con buenas sensaciones a los playoffs. Jayson Tatum (29+9+6), Gordon Hayward (31+9+5) y Jaylen Brown (19+12) fueron los mejores del choque. Vucevic, con 26+11, sostuvo a los Magic.

 

SACRAMENTO KINGS 112 – 129 HOUSTON ROCKETS

Los Kings se vuelven a quedar fuera de playoffs y ya van 14 veces consecutivaas, la peor racha de la NBA entre los equipos en activo. Ante los Rockets solo vivivieron la constatación de una misión que ya tenían prácticamente imposible, despidiéndose de sus opciones de playoffs o play-in y acabando con otra temporada de ligerísimos brotes verdes y un final que ya conocemos. James Harden fue, con 32 puntos. 8 rebotes y 7 asistencias, el mejor del partido.

LOS ANGELES CLIPPERS 120 – 129 BROOKLYN NETS

Ni Paul George, Montrzl Harrell o Patrick Beverley jugaron ante los Nets, que se impusieron sorpresivamente a unos Clippers con el segundo puesto del Oeste en el bolsillo y que ya piensan en playoffs, algo para lo que llevan preparándose toda la temporada. Kawhi Leonard anotó 39 puntos y se convirtió en la referencia ofensiva ante la ausencia de George, pero no pudo dar la victoria a los angelinos, que cedieron ante los 25 puntos de Joe Harris, el doble-doble de Jarret Allen (16+16), los 19 tantos de Garret Temple, los 21 de Tyler Johnson y los 27, con 13 asistencias, de Caris LeVert.

 

THUNDER 121 – WIZARDS 103

(USA Today)

Los Thunder siguen a lo suyo. Sin un juego espectacularmente brillante y sin terminar de arrancar en la burbuja, están muy cerca de los Rockets en la cuarta posición del Oeste. Y, si los Jazz lo permiten, podrían tener ante ellos una de las eliminatorias más apasionantes de la primera ronda, con el morbo incluido que supone ver enfrentarse a Chris Paul ante su exequipo, del que salió por la puerta de atrás y con públicos y notorios problemas con James Harden, esa estrella que tantas opiniones encontradas genera en el aficionado medio de la Liga.

De momento, la victoria ante los Wizards les pone 3-2 en la burbuja, y sin una actuación estelar, Chris Paul ha conseguido guiar a los suyos a una nueva victoria. 13 puntos, 6 rebotes y 9 asistencias para él, que además ha anotado 3 de 4 en triples y sigue con una fiabilidad exterior que está dando muchos réditos a los de Billy Donovan. Ante los Wizards, Gilgeous-Alexander se fue a los 18+6+7, Gallinari a los 20 tantos, Bazley a los 23 y Diallo a los 13, con 14 de Muscala. En total, hasta seis jugadores por encima de los 10 tantos, con Dort sumando 9 y 10 rebotes. Es decir, una nueva exhibición coral que se ha convertido en el santo y seña de uno de los equipos más peligrosos para los playoffs en el Oeste.

Los Thunder ya mandaban en el primer periodo por 32-23, y ya al descanso tenían una ventaja lo suficientemente cómoda (64-48) que se dedicaron a administrar en lo que quedaba de partido. Sin sufrir, se impusieron a unos desmadejados Wizards (0-6 en la burbuja a falta de enfrentarse con Bucks y Celtics) que ya no se juegan nada y que apenas contaron con los 19 puntos de Jerome Robinson, su hombre más destacado. OKC sigue ganando enteros en una temporada en la que estáns siendo una de las revelaciones, y asustan ante la incógnita de la burbuja, sin que nadie sepa qué va a pasar o cómo va a afectar el parón a la dinámica de las franquicias. Ahí estarán los Thunder, para aprovechar la más mínima debilidad. Y con Chris Paul a la cabeza, claro.

AS

Etiquetas


Planeta Naranja (planetanaranja@hotmail.com)

En Twitter: @PN_basquet. En Instagram: @planeta_naranja. En Facebook: /planetanaranja913. Medio de comunicación creado en 2007 que brinda contenido de básquet marplatense, Nacional e Internacional en todas sus categorías. Estamos en Radio e Internet.

debug123

Tweets por @ignaciosaraceno

Tweets por @brunograssi

Facebook de Planeta Naranja

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com