Internacional

Sigue habiendo para mejorar

(FIBA Americas)
Delia ante Guillherme (FIBA Americas)

Argentina perdió otra vez por la Tuto Marchand. Fue 80-71 ante Brasil con fallas colectivas en el fondo, a pesar de su intento de reacción. Sigue vs Dominicana y Puerto  Rico.

Argentina perdió una vez más en su segunda presentación de la Copa Tuto Marchand. El seleccionado de Sergio Hernández cayó ante Brasil en el clásico sudamericano por 80-71, en un encuentro que mostró una pobre faceta defensiva por parte del equipo y de donde se pueden rescatar algunas pocas labores individuales. Luis Scola, con 16 tantos y 9 rebotes, fue de lo más destacado.

Sin dudas que será una derrota que dejará varias cosas de trabajar, sobre todo en defensa porque en todo momento Brasil abusó de las distracciones albicelestes. Si bien el juego arrancó bastante parejo, Argentina se fue pinchando con el correr de los minutos y a pesar de una valorable reacción en el último cuarto se quedó con las manos vacías.

Sacando lo hecho por Scola, se pueden subrayar la muy buena tarea de Gabriel Deck (10 puntos y uno de los motores de la levantada ofensiva), un buen arranque de partido de Marcos Delía y algunas pinceladas de un pelotón (Richotti, Nocioni, Garino y Laprovittola). Con dos derrotas en misma cantidad de presentaciones, el rival de Argentina para mañana será Dominicana (desde las 19 horas de nuestro país).

El inicio del encuentro fue bastante parejo pero Argentina comenzó adelantándose. Y lo hizo de la mano de Scola y Nocioni, que tomaron la posta en el ataque nacional y permitieron un pequeño despegue. Brasil fue a la carga, centralizando sus ofensivas en Joao Batista y equiparando un poco la balanza. Así fue cómo llegó a igualarse el trámite.

Aunque la ofensiva se centró mucho sobre Scola-Nocioni, Argentina tuvo un pequeño bache sin gol acusando una serie de ataques sin efecto. El tiro de tres puntos no fue la mejor arma albiceleste (1/5 desde el perímetro), algo que sin dudas tuvo que mejorar para aspirar a escaparse porque Brasil fue todo lo contrario (3/4).

Lo positivo que tuvo Argentina, sacando las tareas individuales de sus dos figuras mencionadas, fue el arranque de Delía, haciendo un trabajo más que interesante sin pelota, con un muy buen juego en el juego interior. Esa labor, más los buenos cambios de defensa, sirvió para que darle pelea a un Brasil que sobre el final del parcial encontró un poco de efectividad y pasó al frente 20-19. De todas formas, ese inicio fue parejísimo.

Era innegable que el seleccionado se apoyase en Scola, pero independientemente de ello el gran arranque colectivo sirvió para que Argentina consiga buenos réditos y pase al frente. Un dato alentador fue que la mejora llegó con Richotti de base (Laprovittola sumó dos faltas en el primer cuarto y empezó a condicionarse desde temprano), que ya venía de un buen juego con Canadá pero que debía ratificar lo hecho.

Pero no solo hay que mencionar el aporte del bahiense, porque sin dudas uno de los mejores ingresos que tuvo Argentina desde el banco fue el de Deck. El santiagueño entró con todo, enchufadísimo y muy activo en ataque, dejando al elenco de Hernández arriba por cuatro (29-25).

Sn embargo hubo un pequeño cambio en el curso del juego porque llegó el momento de reacción brasileña. No tanto a nivel diferencia de puntos pero sí en cuanto a despliegue, con los de Magnano interceptando varios pases de Richotti, apagaron el momento del escolta y a nivel colectivo sacaron a relucir las falencias defensivas de Argentina.

Brasil estuvo mucho mejor en los minutos finales, retomó la ventaja y no la soltó, más sabiendo que supo explotar las distracciones argentinas en el fondo (por ejemplo los puntos seguidos que le anotaron a Brussino, algo que Hernández le marcó al pibe en un tiempo muerto). A pesar de ese flojo cierre, la selección se mantuvo en juego y entró al descanso largo 37-34 abajo.

Como saldo, los primeros veinte minutos evidenciaron ciertas fallas importantes para defender en zona, porque la defensa 2-3 no sirvió y porque hubo una serie de distracciones que se pagaron caras. Lo positivo, sacando que no tuvo efectividad en sus tiros, fue que en ataque se movió bien el balón y se tomaron buenos lanzamientos (aunque después no hayan entrado), y a eso se pueden agregar los momentos de Delía y Deck.

El arranque del complemento profundizó el momento pobre de Argentina, porque en ofensiva se siguieron cometiendo pérdidas en la línea de pase y porque abajo continuó apareciendo el mal desbalance. Fue un bache, importante porque Brasil lo exprimió y pasó a ganarlo por seis (44-38). Para colmo de males, Nocioni sumó su cuarta falta personal y quedó al límite.

La respuesta de Argentina buscó llegar por intermedio de Brussino, pero Brasil y Marquinhos no aflojaron en sus buenos dígitos desde el perímetro y llevaron la brecha a 49-42. Tras ese triple en contra la selección consiguió el sprint buscado apoyándose en Scola y una pincelada de Laprovitola, llegando a estar abajo por 52-51 y animándose (con muy poco) a poder revertir la tendencia.

De todas formas, ese intento pareció quedar un tanto nulo porque Brasil no se inmutó demasiado y clavó una nueva ráfaga de puntos sacando provecho de las falencias argentinas. Pasaje bárbaro de los de Magnano, con Guilherme como uno de los puntos altos y empujando la diferencia a 63-51 después de un parcial de 11-0. Para colmo de males, Nocioni se tuvo que retirar por faltas.

Sobre el ocaso del segmento una bomba de Garino descontó: 63-54. La diferencia no varió demasiado pero dio un pequeño guiño de que algo podía cambiar.

En el inicio del último cuarto se vio la esperada reacción argentina, no solo por capacidad propia sino también por malas decisiones que Brasil tomó en ofensiva. Con eso a su favor, la selección fue levantando con arrestos de Scola, Mainoldi y Laprovittola, pero sobre todo terminó por cambiarle la cara al juego de la mano de un Deck intratable. El pibe de Quimsa fue vital con sus llegadas al aro, para recortar a 65-63 a falta de siete minutos.

Pero hasta ahí llegó el impulso argentino, porque Brasil volvió a aprovechar otra buena racha de puntos y trepó a 72-63 con Fischer, Benite y un acertadísimo Batista. Argentina quiso intentar un nuevo recorte porque de hecho tuvo tiempo en los tres minutos restantes de la noche, pero el mencionado tridente brasileño no cesó en su goleo y siguió encontrando huecos en la defensa nacional hasta reflejar el 80-71 definitorio.

Gentileza: Basquet Plus



Planeta Naranja (planetanaranja@hotmail.com)

En Twitter: @PN_basquet. En Instagram: @planeta_naranja. En Facebook: /planetanaranja913. Medio de comunicación creado en 2007 que brinda contenido de básquet marplatense, Nacional e Internacional en todas sus categorías. Estamos en Radio e Internet.

debug123

Tweets por @ignaciosaraceno

Tweets por @brunograssi

Facebook de Planeta Naranja

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com