Generales

Sólo 20 minutos de básquet

Pedro Zabala con el balón (PN).

Peñarol “A” y Quilmes “A” protagonizaban un gran partido por la 7ma fecha de la Zona “A” en la primera local pero el reloj de 24 se rompió y el partido no pudo continuar. Ganaba el “Milrayitas” 44 a 37 al finalizar el primer tiempo.

Una de las tantas reglas que tiene el periodismo gráfico es la famosa pirámide invertida en la que el redactor arranca por los datos más importantes pero luego culminar con los de menor jerarquía. Lo más lógico en las notas de Planeta Naranja es arrancar por el resultado, los protagonistas y algún dato importante a destacar como goleadores, figuras, etc.

Intentando reparar el reloj (PN).

Hoy arrancamos por lo más importante y es que el clásico tuvo que ser suspendido por la rotura del reloj de 24 segundos, cosas que pasan, no siempre, pero pasan. El primer tiempo estaba por culminar. Los jugadores volvían del minuto pedido por el entrenador visitante y en la reposición de fondo los árbitros dieron otro minuto más porque el reloj no funcionaba bien. Intentaron repararlo, no se pudo y se jugó el 1.17 que restaba para utilizar los minutos de descanso para la reparación.

A la vuelta del descanso largo los jugadores entraron en calor con la tradicional dos filas, el tiempo pasaba y la entrada en calor ya no tenía sentido. Algunos se sentaron, otros siguieron tirando sólo por diversión, mientras que en la mesa de control se intentó recuperar el reloj. Definitivamente no se pudo. Javier Aquino y Gonzalo Vicente, árbitros del cotejo, dieron por suspendido el mismo.

¿Y el partido? Muy bueno, digno de un encuentro de primera división entre dos equipos con buenos jugadores. El primer cuarto se lo llevó Peñarol 22 a 18 luego de un arranque favorable en los dos costados de la cancha. Los dirigidos por José Bonfiglio comenzaron con un parcial de 16 a 5, que obligó a Hernán Vázquez a pedir tiempo muerto. A la vuelta del mismo, Quilmes se repuso en ofensiva y logró sumar a través de Federico Ferramosca, autor de 12 de los 18 puntos de su equipo.

Lucio Castellani metió 16 en el primer tiempo (PN).

En nivel del juego mejoró aún más en el segundo chico. El local lo volvió a ganar por 22 a 19 y con un defensa zonal (1-2-2 con atrapes) en los minutos finales logró detener el goleo del rival y correr la cancha para tomar nuevamente una luz de ventaja en el marcador. Lucio Castellani convirtió ocho puntos, mientras que Tomás Sirochinsky había arrancado el parcial con dos triples. En la rotación los dos se vieron beneficiados y no perdieron efectividad.

Andrés Mateo metió el último doble de la noche y cerró el primer tiempo 44 a 37. Después vino todo lo dicho anteriormente. Ahora resta definir que camino seguir, jugar el segundo tiempo o sancionar al conjunto local con la perdida de puntos.

Síntesis del primer tiempo: 

Peñarol “A” (44) Mateo A. 2, Ciarlotti 4, Castellani 16, Monacchi 6 y Zulberti 0 (FI) Sirochinsky 6, Giorgetti 1, Morales 6, Mateo L. 3 y Barón 0. DT: Bonfiglio.

Quilmes “A” (37): Fernández 0, Zabala 6, Ferramosca 12, Rodríguez 2 y Giordano 4 (FI) Gutiérrez 3, Rojas 5 y Giménez 5. DT: Vázquez.

Progresión: 22-18 y 44-37

Árbitros: Javier Aquino y Gonzalo Vicente

Cancha: Domingo Robles (Peñarol)



Bruno Grassi (bruno-grassi@hotmail.com)

En Twitter: @brunograssi. Periodista desde 2007. Co-fundador de PN. Redactor y Productor. Trabajó en campo de juego de transmisiones varias de Liga Nacional y en el diario "El Atlántico".

Comentarios

Escriba un comentario

Tweets por @ignaciosaraceno

Tweets por @brunograssi

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com