La Liga

Todo a su tiempo

Skidelsky en la base (Marpla)
Skidelsky en la base (Marpla)

Quilmes remó contra la marea durante 30 minutos, hasta que llegó su momento y no dudo en dar el zarpazo: triunfo ajustado sobre Instituto de Córdoba, por la Liga de Desarrollo.

Quilmes remó contra la marea durante 30 minutos, hasta que llegó su momento y no dudo en dar el zarpazo: triunfo 93-91 sobre Instituto de Córdoba, por la Liga de Desarrollo.

Goleo alto de entrada. Ambas ofensivas lucieron fluidas, instantáneas en el ida y vuelta con resoluciones en pocos segundos. Dellavalle marcó el camino de instituto, mientras a Quilmes le costó ubicar a Merchant abierto. Provenzano lideró los ataques locales, que no bastaron para superar los 24 puntos que su propia defensa permitió.

La visita dio cuenta de su poderío en la segunda manga. Bruera dominó la pintura, Pedano se sumó en las penetraciones castigando los huecos que generaba Dellavalle y Pedemonte adhirió desde el banco. Quilmes se secó y no obtuvo réditos en sus relevos. “La Gloria” se escapó, llevándose el parcial 26-17.

Instituto regresó de los vestuarios con la idea fija de liquidar el pleito. Dellavalle y Pedano siguieron machacando desde la media cancha y “La Gloria” sacóla máxima de 17 (48-65) en el tercer cuarto. Pero increíblemente, se complicó solo. El entrenador Gustavo Peirone recibió su segunda falta técnica, dejando sin conductor al equipo. Quilmes encontró el triple y justamente uno de Provenzano, selló un 16-2 de parcial que lo ponía de nuevo en la pelea.

El talento de Skydelsky y de Facundo Dellavalle, desplegó jugadas de buen gusto en el inicio del último cuarto, una por bando. Con Bruera condicionado por cuatro faltas en la pintura cordobesa, más el cansancio acumulado por la corta rotación (de siete jugadores), el Tricolor supo aprovechar corriendo en transiciones veloces y llegando al aro sin oposición en bandeja. Achicó 71-75 el score, obligando al “minuto” visitante (a 7:14 del final).

Merchant se adueñó de las ofensivas del local: camino al aro se cargó el equipo en sus hombros, y aprovechó la condición de su defensor (Bruera) para atacarlo y de esa manera, empatar en 75 el marcador. El mendocino Pedemonte le dio 4 de ventaja a los cordobeses, pero Merchant sostuvo a los suyos y un triple de Provenzano dejó arriba al local. Federico Pedano respondió con un nuevo bombazo y otro cambio de mando en el tanteador (84-86, quedando 1:34).

Provenzano igualó por enésima vez. Lo siguiente, fue el momento del “chaqueño”. Darío Skydelsky (16 años) asfixió en defensa a Reyes, recuperó la bola con el rebote y lanzó un triple en la siguiente posesión: ¡chaz! Quilmes pasaba al frente por 3, restando 54 segundos, de la mano de su base sustituto. Pedemonte descontó con dos simples; Instituto defendió casi al filo de los 24” pero García Coria irrumpió con un triple. Por la misma vía, rápidamente contestó Juan Pablo Pedemonte. El partido ardía: 92-91 para el “Cervecero”, a 9 segundos del cierre.

Al tener sólo dos foules en equipo, “La Gloria” demoró en llevar a la línea al rival. Pasaron cinco segundos, hasta que Gobbo recibió la infracción para ir a tirar libres. Anotó el primero, falló el segundo. El conjunto visitante tomó el rebote, sin embargo el tiempo lo ahorcó y Pedemonte lanzó fuera del mismo.

Quilmes se quedó con un trabajado partido, de la mano fundamentalmente de la paciencia para aguardar su oportunidad, y no dejarla pasar. Segundo triunfo en casa para los dirigidos por Guido Lombardi, en lo que va de la LDD.

Síntesis:

Quilmes (93): Santamaría 6, Provenzano 18, Merchant 28, Gobbo 13 y Reimundo 8 (FI). Skidelsky 10, Ceratto 3, Ecker 0 y García Coria 7. DT: Lombardi.

Instituto (91): Dellavalle 20, Pedano 22, Reyes 10, Ghella 0 (X) y Bruera 14 (FI). Alberione 3 y Pedemonte 22. DT: Peirone (X).

Parciales: 20-24, 37-60 y 73-79.

Árbitros: Rodríguez – Pagani (Mar del Plata).

Cancha: José Martínez (Quilmes).

 —-

*Jugadores destacados:

Jeffrey Merchant (Quilmes): cuando se enciende, lidera con naturalidad la ofensiva de su equipo. Entendiendo dónde puede lastimar, concreta su plan en la pintura (12-17 en dobles). Aprovechó la desventaja de los internos del rival, con faltas acumuladas en el último tramo. Terminó el primer tiempo con 7 puntos, totalizó 28 al finalizar la contienda.

Juan Pablo Pedemonte (Instituto): el alero (1,89) oriundo de Mendoza (1,89 de estatura), había cumplido un buen papel ante Peñarol (20 puntos y 5 rebotes). Terminó mejorando aún su imagen en Mar del Plata, tras el segundo tiempo ante Quilmes, donde mantuvo (hasta donde pudo y casi en solitario) la resistencia de “La Gloria” (finalizó con 22 puntos) con su habitual entrega.

Darío Skidelsky (Quilmes): asombra su lectura de juego, comparándola con su DNI (tiene sólo 16 años). Descarado y sin presiones, fue el armador tricolor en el momento definitorio del partido. Y más, clavó un triple fundamental para el triunfo de los suyos. 10 puntos, 4 asistencias, 2 recuperos y muchísimo futuro.



debug123

Tweets por @ignaciosaraceno

Tweets por @brunograssi

Facebook de Planeta Naranja

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com