Internacional

Toronto recuperó una vida

(AFP)

Boston ya saboreaba el 3-0 y match point pero los Raptors esquivaron la bala. Clippers con autoridad se adelanta ante Denver.

CELTICS 103 – RAPTORS 104 (2-1)

A los Celtics les faltaron cinco décimas para poner ya definitivamente contra las cuerdas al actual campeón, los Raptors. Llevaban dos victorias en el inicio de la serie y estaban ya saboreando la tercera, pero en cinco décimas te da tiempo a acertar y a fallar; un equipo hizo una cosa y el otro, la contraria. De dejar estas semifinales de conferencia vistas para sentencia a abrir ahora un abanico de posibilidades esperanzador para Toronto, que ve que los pronósticos que le daban como favorito y vislumbraban un dominio parecido al que tenían el año pasado con Kawhi Leonard en la plantilla no se estaban cumpliendo.

No fue Leonard pero sí otro alero, el que en verdad le sustituye en la formación estando ya el año pasado, el que se llevó el mayor premio. El londinense O.G. Anunoby se perdió todos los Playoffs 2019, los históricos para Toronto, por una operación de apendicitis. Ansioso de experimentar la sensación, qué mejor que un triple sobre la bocina para ir sumando y para insuflar un aire vital a los Raptors, que se están encontrando con muchos problemas ante unos Celtics que parecen haberles cogido la medida a los vigentes campeones.

El guión fue más parecido al del primero que al del segundo encuentro. Los Celtics supieron mantener a raya a los Raptors y hacerles ir por detrás en el marcador hasta pasado el descanso. Y se dio en los dos un fenómeno curioso: los dos bases, Walker y Lowry, empezaron untados de electricidad y de sapiencia en la posición de manejo para, con el paso de los minutos, dejar que los jugadores-franquicia, Tatum y Siakam, tomaran el relevo y comenzaran ellos las acciones en ataque. Aquí vino el punto discordante, ya que durante la serie ése ha sido el caballo de batalla de Nick Nurse y, por otro lado, Jayson Tatum se ha sentido tremendamente acertado en tales labores. Y Walker y Lowry, sobre todo Lowry, actuaron de ejecutores más que de directores. Y si Walker había decidido en el segundo, Lowry fue el que dejó con vida a los suyos para que otro diera la puntilla.

El corpulento base de Filadelfia no rehuyó la responsabilidad en el momento que se le pidió. Los Celtics habían dejado que los Raptors se metieran en el partido mediado el tercer cuarto, poniéndose incluso en ventaja cuando habían llegado a perder por diez, pero en los momentos decisivos ese papel de creador de jugadas en el que metió un Tatum desacertado de cara al aro (5/18) proporcionó puntos a los verdes de la mano de Jaylen Brown (19+12). Cada día sale uno y a Brad Stevens le da la vida. Al llegar a los últimos dos minutos de encuentro, tras una guerra en la que todo eran tablas, los Celtics cogieron cuatro puntos de ventaja y apareció Lowry, ya sí, con el paquete completo: yo me lo guiso, yo me lo como. Dos bandejas suyas y una complicadísima de Fred VanVleet, que aportó 25 puntos, dejaron a los Raptors arriba hasta que la mala coordinación en defensa y un pase donde casi no había hueco dio con Theis machacando el aro a falta de cinco décimas y poniendo a los Celtics a cantar victoria. Pero a Lowry le quedaba por hacer un servicio a la patria más: dar el pase ganador. La pizarra de Nurse funcionó, bloqueo mediante de Marc Gasol, y los Celtics, con los 2,54 de envergadura de Tacko Fall molestando, fallaron al dejar tan solo a O.G. Anunoby en el lado contrario al del saque, llegando el balón teledirigido y saliendo de sus manos con rapidez para que se metiera y este 103-104 cambie el devenir de la eliminatoria.

CLIPPERS 120 – NUGGETS 97 (1-0)

(AFP)

Se veía venir. Lo avisaba Jamal Murray, el héroe ante los Jazz, cuando le confirmaron el horario de este primer partido de las semifinales de conferencia. El apretado calendario en la burbuja de la NBA hace que los equipos tengan que jugar cada dos días y los Nuggets venían de una batalla cruenta que se extendió hasta los siete encuentros. Les ha pasado y les puede pasar también a los Rockets, que juegan contra los Lakers la otra serie pendiente del Oeste: piernas cansadas, agotamiento y falta de recuperación.

Los Clippers, algo más descansados, sólo concedieron un cuarto a su rival. Mejor dicho, los Nuggets pusieron todo lo que tenía y sólo llegaron a hacerlo bien durante un cuarto. Unos 20-22 minutos pasaron hasta que el partido se rompió por completo. Tras el descanso, campo abierto, laxitud y minutos de la basura para que esta cita se cerrara con 120-97 y las dudas sobre cómo será el resto de la serie si ha empezado tan desigualada.

El comienzo de los de Mike Malone fue un espejismo. Cualquiera que haya visto las dos series anteriores de estos dos equipos quiere verles así, dar el máximo y que haya pelea, pero en este primer encuentro al menos no ha sido así. Beverley volvió a jugar, siendo ésta la gran novedad del partido, y los primeros minutos sí supusieron un esfuerzo para los angelinos, que estaban jugando bien en ataque pero veían a los Nuggets moverse quizás demasiado en el suyo. Buenas opciones para los exteriores, Jokic haciendo de menos a Zubac y un buen empate al finalizar los doce minutos del primer periodo. Evitaron el cuerpo a cuerpo en esos instantes e hicieron bien, ya que ahí es donde se hizo la verdadera diferencia: dentro del arco los Clippers anotaron el 57% de los lanzamientos.

Con la salida de las segundas unidades vino el primer salto de calidad. Lou Williams buscó el aro como un puñal y activaba tanto la conexión tras bloqueo con Montrezl Harrell, que se fue hasta los 15 puntos, como la que tenía con los tiradores tales como Marcus Morris (4 triples) o el mencionado Patrick Beverley (2 triples). El Morris del otro lado, Monte, parecía el único de los suplentes de los Nuggets con arranque, ya que Plumlee no pudo en ninguna de las dos zonas y Porter estuvo bastante perdido. Cuando volvieron los más habituales, y a pesar de tener que ver otro partido inconsistente de Paul George, la brecha se abrió todavía más y los de Colorado perdieron pie definitivamente. Murray, Harris o Jokic no dieron ya más de sí y ahí murió la noche para ellos.

AS

Etiquetas


Planeta Naranja (planetanaranja@hotmail.com)

En Twitter: @PN_basquet. En Instagram: @planeta_naranja. En Facebook: /planetanaranja913. Medio de comunicación creado en 2007 que brinda contenido de básquet marplatense, Nacional e Internacional en todas sus categorías. Estamos en Radio e Internet.

debug123

Tweets por @ignaciosaraceno

Tweets por @brunograssi

Facebook de Planeta Naranja

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com