La Liga

“Tratamos de respetar nuestra historia”

Santiago Belza en el banco “milrayitas”(PN)

El DT de la Liga de Desarrollo de Peñarol, Santiago Belza, dialogó con PN sobre el presente y el futuro de su equipo.

Pitu Belza es el encargado de poner en funcionamiento la maquinaria del líder de la LDD en la Zona Sur. El proyecto “Milrayita”, la ilusión de su gente con los chicos y el trabajo psicológico para que sus responsabilidades no se conviertan en presiones, bajo la óptica del entrenador.

Hace dos años, la dirigencia de Peñarol se convenció definitivamente de que el reclutamiento en inferiores era una inversión y no un gasto. Y que la Liga de Desarrollo era el contexto ideal para probar el éxito del proceso formativo. Hoy el camino empieza a mostrar los primeros frutos de aquella siembra del 2016, y los pasos hacia adelante se siguen dando. El equipo de LDD marcha puntero e invicto (tras seis juegos) en la Conferencia Sur, aunque eso no enloquece a su entrenador, Santiago Belza: “Tuvimos buenas actuaciones en general, pero no dejan de ser pocos partidos. La evaluación certera la tendremos cuando enfrentemos a todos. Las victorias abultadas que tuvimos fueron irreales, porque a medida que transcurre el torneo los rivales mejoran y te conocen”.

Sin apuro, el temple que enmarca las declaraciones del DT se condice con la base del proyecto de la Comisión Directiva. “Nadie nos pide resultados en Peñarol. Es una de las claves, justamente, para que los chicos vayan punteros e invictos: no tienen la presión de ganar. No nos vuelve locos eso. La formación de los jugadores tiene que estar siempre por encima de los resultados”, sostiene Belza.

La idea en Peñarol es clara. El proyecto le cerró a los dirigentes porque al reclutar jugadores de calidad en formativas, pulirlos con el trabajo de los entrenadores de la casa, y empezar a darles roce en prácticas y partidos de LNB, tarde o temprano el plantel de Liga se nutrirá de esos jóvenes reduciendo costos en las contrataciones del personal, con chicos identificados con la institución representando al equipo profesional. Una pequeña muestra se está dando en la LDD. Y el público se ilusiona. El equipo arrasa en ofensiva, promedia 94,7 puntos por encuentro, y entusiasma a la gente. Pero, ¿cómo hacerle llegar al hincha el mensaje de que el Club está desarrollando a los chicos y no es lo más importante ganar el torneo? “No está mal que la gente tenga esa ilusión, el público es el público y los jugadores son los jugadores. Una cosa es nuestro mensaje interno, pero para el “afuera” es un espectáculo y nos encanta que vengan a vernos. Sabemos que hacer muchos puntos y jugar rápido, atrae a la gente. No tenemos problema con que el hincha pida por los chicos para el equipo de LNB”, afirma Pitu.

Tampoco es tarea sencilla mantener al margen de esa ilusión, de esos comentarios que se ven en las redes sociales (“Leo tendría que jugar con los de la LDD más Leiva y Lamonte”, “pongan a los pibes”, etcétera), a los propios chicos que están descubriendo el sendero para llegar a ser profesionales. “Trabajamos mucho charlando para que sepan cuáles son los objetivos. Osvaldo Echevarría, Tomás Sirochinsky, Leo Gutiérrez y yo, les hablamos permanentemente para que todo sea más claro”, agrega Belza. En el último partido, el primer clásico de la historia por Liga de

Desarrollo, Peñarol sufrió para superar 80-76 al Tricolor en un juego donde se vio maniatado por momentos y el fastidio de algunos jugadores de dejó notar. “La parte psicológica es la más difícil de trabajar. En el partido con Quilmes, nos pasó algo que no nos había pasado, porque nosotros veníamos tomando distancia en los primeros cuartos y después nos sentíamos cómodos manejando la diferencia. Con Quilmes eso no sucedió y fue una experiencia saludable para nosotros. Nos prepara para otros partidos u otras instancias. Hasta en los entrenamientos trabajamos la mentalidad. Armo ejercicios donde un quinteto con más experiencia y rodaje en Liga juega perdiendo por 10 puntos contra otro de más chicos, con 5 minutos en el reloj, y no le cobro los foules. Es un proceso en el que todo se trabaja poniéndolos a prueba”.

Peñarol regresará a la competencia, luego de dos semanas, el 3 de febrero ante Boca en La Bombonerita. El Xeneize es el otro invicto de la Zona Sur, pero con un partido menos. Será uno de esos exámenes ideales para sacar conclusiones individuales y colectivas, además del atractivo para el espectador que verá una parva de jugadores con talento sobre la pista. El “Milrayitas” tiene chapa por su protagonismo en campeonatos nacionales de formativas. Fue subcampeón en 2006 de la Liga Junior (con Pitu Belza como jugador), campeón del Argentino de cadetes en 2007 y Liga Junior 2008 (ambos títulos con Facundo Campazzo) y repitió la conquista juvenil en 2012. Santiago Belza siguió a todos esos procesos de cerca y en tal sentido concluye: “Tratamos de ser respetuosos con la historia del Club. Intento inculcarles lo que significa Peñarol a los que no son originalmente de la institución. A todos nos gusta ganar, pero en la LDD apuntamos a otra cosa. Queremos que sea una plataforma para que los chicos lleguen a La Liga, o a ser profesionales. No me cuesta tomar decisiones a favor de que los chicos se sigan desarrollando. Y eso es porque nadie nos presiona por los resultados”

Etiquetas


Tweets por @ignaciosaraceno

Tweets por @brunograssi

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com