Básquet en la Sangre Destacadas

Un equipo de tres

Gastón, Lucas y Lionel, una generación tiradora (Archivo familiar).

Los Bruera cuentan su recorrido en “Basquet en la Sangre”. Tripleros con apellido histórico, nos recuerdan dos finales increíbles.

Juan José e Hilda Elena, abrieron el espectro para que sus tres hijos completarán la formación escolar con actividad deportiva. “Nos alentaban para que empezáramos algún deporte, no importaba cuál”. Pero había un legado marcado en esa familia. Juan José Bruera fue basquetbolista de Kimberley en la década del ’70, y su pasión nunca dejó de existir pese al paso del tiempo. Gastón (actualmente con 44 años), el mayor de sus tres hijos, tomó la posta a finales de los ’80 en Independencia 3030. Aunque Lucas (42), empezó fútbol en la misma institución. “Jugaba con el Poroto Cubero. En el 91 empecé básquet”, agrega el del medio. Lionel (36), hizo fútbol en Nación y natación en el “Dragón” hasta llegar al básquet. Su primer destino: Quilmes.

Un recorrido familiar por clubes e inicios en diferentes disciplinas. Y hasta entonces sin la aparición del Club Unión en sus caminos, el que más alegrías les dio…

Gastón, el primero en empezar, jugando para Unión (Archivo familiar).

El potrero de básquet fue la Plaza San Cayetano para los Bruera. “Una actividad clásica de los tres era ir con los Carmona y los Gorosito de Quilmes, entre otros chicos. Se armaban unos partidazos…”, recuerda Lucas. Niega todo el menor: “a mí me dejaban con mis viejos, a lo sumo unas vueltas en bici daba”, contesta Lio.

Gastón ya jugaba en la Primera de Unión y Lucas se había sumado al “celeste” en el 95. La diferencia de edad no permitió que coincidan los tres en categorías, hasta que Lionel llegó al “Quincho”. “En cadetes pasé dos años a jugar a Unión de la mano de Juan Lofrano. Y gracias a que los Juveniles no estaban para cambiarse con el equipo de Primera, el Gallego De Paz me llamó para completar equipo y ahí fue cuando coincidimos los tres”.

Juntos, en el mismo equipo (Archivo familiar).

Compartieron cancha con la misma camiseta, y ya vimos que también pasaron por otros clubes. En el básquet, Gastón jugó para Alvarado, Teléfonos y Once Unidos. Lucas también defendió estas últimas dos camisetas y vistió la de Quilmes entre el 2001 y 2003. Con los de Parque Luro, Lucas recuerda una anécdota y cuenta: “jugando el Regional con Gastón, nos robaron ´mal´ en Tandil contra Independiente. Terminó peor: volaron sillas y piñas. Con Daniel Espínola (dirigente) nos metimos al vestuario, empezamos a ducharnos con los compañeros pensando en salir con el ambiente más tranquilo. Pero nos estaban esperando y subimos como pudimos al micro, que nos trasladó de regreso escoltado por la policía hasta la ruta”. También coincidió con Lionel en las primeras experiencias tras las fronteras marplatenses de Unión: “como soy guardavidas, tenía que cambiar de turno en la playa. Me buscaba el Gallego De Paz y me subía lleno de arena al colectivo”, casi que celebra.

Lionel vs Gastón, en el 2019 (Archivo familiar).

“Compartir cancha con tus hermanos es hermoso, juntos o en contra”, da el pie Lionel. Los enfrentamientos fueron, son y serán picantes, dicen. “El año pasado tenía marcado en el calendario los dos partidos contra Alvarado, jeje”, suma el menor. El más grande, recuerda a los equipos que compartió con Lucas en Unión, Teléfonos y Once Unidos. Pero también una final. Gastón en el 2002 estaba en Unión, Lucas en Quilmes. Los hermanos, enfrentados por el título de Mar del Plata.

Recorte del partido decisivo, crónica de La Capital.

Unión-Quilmes 2002:
Uno ganó, otro perdió y el tercero no lo sufrió.

Sebastián Arana, periodista y escritor, está recabando datos de las finales disputadas en la historia del básquet marplatense y armando, a su vez, un archivo de lujo. Lo hace junto al Chelo Oliver, referente de Unión. Hurgando en su investigación, Seba alertó un error en la respuesta de Lucas, quien confundió: “me acuerdo cuando nos enfrentamos en la final Teléfonos-Quilmes”. No era así, puede pasar. Y accedimos a las crónicas del diario La Capital, donde escribe Arana.

Juego 1 de la Final 2002. Gentileza Sebastián Arana (Crédito: La Capital).

Unión ganó en el “Quincho” el primer duelo de la serie, 86 a 81 (Gastón hizo 11 puntos, Lucas 15). Casi no se juega el partido por paro de árbitros. En el segundo, Quilmes igualó la contienda con un triunfo 90-84 (Lucas marcó 16 y Gastón, otros 11). En el tercero, Unión festejó en casa 77-69, con 14 tantos de Gastón, y 11 unidades de Lucas. Esa semana Lionel, quien también pertenecía al Tricolor, se fue a Comodoro Rivadavia con la Liga Nacional.

Juego 2 de la Final 2002. Gentileza Sebastián Arana (Crédito: La Capital).

Si no fuese por el Coronavirus, probablemente hubiesen vuelto a compartir equipo Lucas y Lionel. El del medio comenzó a entrenar, por insistencia del menor, este año. Sin dudas en Unión. Donde vivieron los primeros títulos del dominio “celeste” en la Primera Local, allá por el 2004. Recuerda Lio: “Con Lucas salimos campeones con tres jugadores en cancha y con un tiro desde la mitad sobre la chichara. Fue en la reanudación del segundo partido de la serie después de un recordado tumulto, en cancha de Quilmes”. ¿CÓMO?

Los Bruera, sello de Unión (Archivo familiar).

Quilmes-Unión 2007:
Esta final da para otro capítulo de “Básquet en la Sangre”.

Luego de la primera victoria de Unión en la serie, se armó la hecatombe total en la revancha del “José Martínez”. Ganaba 60 a 55 el “Cervecero” restando 3:23, la agresión verbal entre jugadores se fue a las manos y chau. Al Tribunal de Penas, suspensiones por doquier y a completar el encuentro con los tres de Unión y cuatro de Quilmes que quedaron limpios tras el fallo. Hermoso.

Con dos libres y la chance de ponerse +7, el Tricolor reponía una final insólita casi sin público, pues nadie le daba crédito a la visita corriendo de atrás. Javier Pennisi mantuvo la ilusión del equipo del Gallego De Paz y, cuando faltaba un segundo, completó la faena con un triple de mitad de cancha. Parcial de 13-7 en la reanudación, triunfo y campeonato fuera de casa, con un jugador menos que el rival. ¿Hay más? Si. La bomba, Javier, la lanzó sobre la mano de Mariano… Mariano Pennisi.

Lionel jugó y es hincha de Quilmes. Con Unión, son dos clubes que se cruzan en momentos cumbres de los Bruera.

Los Bruera siempre vieron a un hermano como un sostén, otra de las coincidencias en su vida. Pivot tirador Gastón, el juego físico del “desbolado” Lucas y Lio que “corre de línea de tres a líneas de tres” podrían haber terminado un partido complementándose. Como afuera de la cancha. Son un apellido reconocido en el básquet marplatense y siguen. Quien te dice que terminen juntos, los tres con la misma camiseta.



debug123

Tweets por @ignaciosaraceno

Tweets por @brunograssi

Facebook de Planeta Naranja

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com