La Liga

Vildoza y Baxley marcaron el rumbo

Vildoza marcó 20 puntos (0223)
Vildoza marcó 20 puntos (0223)

Quilmes volvió a ganar en el Once Unidos y sigue imbatible en su casa. Luca Vildoza y Walter Baxley impulsaron a un Cervecero que ganó con lo justo.

Quilmes volvió a festejar en Once Unidos. Tras siete días sin partidos, el “Cervecero” logró sacarse de encima a un rival durísimo, que venía de vencer a Obras y Peñarol: apretado triunfo para los marplatenses sobre Gimnasia Indalo de Comodoro Rivadavia, 79 a 77, para mantenerse en los primeros lugares de la Conferencia Sur de la Liga Nacional de Básquetbol. Gran tarea de Luca Vildoza, con 20 puntos (14 en el último cuarto, con 4/5 en triples).

Fue bueno el inicio de Quilmes, que en poco más de minutos logró ponerse al frente 10-2, con Cequeira certero con el aro al igual que Baxley. Corriendo la cancha, cómodo para atacar y dañando con Romero y Clark, quienes se imponían a Orlietti y Clancy, el “Cervecero” mantuvo ese dominio hasta la mitad del parcial. Con un robo de Ivory culminado contra de Baxley, el local sacó la máxima (14-5), para provocar el primer minuto de Gonzalo García en la visita.

Pero Gimnasia ajustó su defensa, y en dos minutos logró un parcial de 9-3, y se puso a tiro (17-14). Ramella fortaleció la defensa con Wolkowyski y Maciel. Y en ataque, Cequeira fue protagonista para el cierre, con una corrida y un triple sobre la chicharra que dieron aire a su equipo (24-17).

Sin Romero y Clark en todo el segmento, y doble base entre Cequeira y Vildoza, Quilmes salió a mantener esa ventaja, pero Gimnasia apareció con más decisión. En cuatro minutos, con un parcial de 13-5, pasó al frente (29-30), encontrando el tiro exterior con Cavaco (2/4), fortaleciendo su defensa y complicando los intentos ofensivos del “Cervecero”.

Al equipo de Ramella le costó en toda la noche el ataque estacionado. Cuando su rival lo obligó a tirar de afuera, sus porcentajes fueron malos. De los Santos era una complicación para la defensa local. De todas formas, Quilmes se las arregló para salir airoso de las situaciones de juego apremientas. Y a 2m21s del cierre, con arrestos individuales de Vildoza y Baxley acomodó una buena diferencia (39-32), provocando el minuto del banco visitante. Orlietti y Clancy se imponían bajo la table, pero el local, con un triple de Maciel se fue al descanso al frente (42-38).

El tercer período fue malo para el espectáculo, porque los porcentajes de campo fueron muy bajos. La visita sintió la ausencia de De los Santos, y Quilmes, con Romero y Marín seguros para anotar, mantuvieron a su equipo al frente (46-40). Pero los dos fallaron mucho. El equipo de Ramella tuvo un pésimo 6 de 15 en lanzamientos de campo (2/7 en los primeros seis minutos).

Con un parcial de 11-2, Gimnasia pasó al frente (50-54), con Orlietti imponiéndose ante Clark, y dos triples seguidos de Aguerre y Scala. La visita se quedó con el segmento 18-12.

El último cuarto fue fenomenal. Palo y palo, el aro se abrió para los dos lados. Con desordenes defensivos, y manos calientes, Quilmes y Gimnasia se fueron prestando el marcador, nunca pudiendo sacar una ventaja mayor a tres puntos. La visita dominó en el rebote ofensivo y dañó con Clancy, líder de los patagónicos en ataque.

Pero el “Cervecero” contó con un brillante Luca Vildoza, que desde la esquina se anotó con 4/5 en triples, para erigirse en hombre clave. El base dio desde el perímetro lo que su equipo nunca había encontrado en la noche, hasta entonces. Un momento caliente fue cuando el “pibe” anotó dos triples seguidos, para igualar en 67 y en 70 (Scala había  anotado para la visita). Tras la igualdad, el juvenil volvió a lanzar desde el perímetro, falló pero fue con decisión a tomar el rebote, y esa posesión concluyó con un doble de Baxley, a 2m33s para el 72-70. Once Unidos se levantó de emoción.

Gimnasia nunca se rindió. Clancy siguió tomando rebotes (14 en toda la noche) y tras una discutida tapa del norteamericano sobre Baxley, una corrida de Aguerre dejó a la visita 75-76 al frente, a 1 minuto exacto del final. Pero Vildoza, en otro arresto individual, tomó la pelota, penetró y devolvió el lidereazgo (77-76). Romero frenó a Clancy, que felizmente para el “Tricolor” falló los dos lanzamientos desde la línea, a 33 segundos.

Desde el mismo lugar, Baxley estiró a tres, y Schattaman no acertó su triple para igualar, y Aguerre se equivocó al tomar el rebote y jugar adentro para un Clancy que tampoco pudo. Pese al suspenso de Marín al no anotar los dos libres a 4.6 segundos, Schattman anotó su simple y tiró a fallar el segundo, pero el rebote fue de Quilmes y la historia terminó con alegría y un Once Unidos que estalló de felicidad.

SINTESIS

Quilmes (79): Luis Cequeira 14, Walter Baxley 20, Federico Marín 6, Ivory Clark 3 y Diego Romero 10 (FI); Luca Vildoza 20, Maximiliano Maciel 6, Rubén Wolkowyski 0, Tayavek Gallizzi 0. DT: Leandro Ramella.

Gimnasia Indalo (77): Nicolás De los Santos 12, Leonel Schattmann 10, Federico Aguerre 9, Samuel Clancy 15 y Pablo Orlietti 13 (FI); Santiago Scala 12, Diego Cavaco 6 y Federico Giarrafa 0. DT: Gonzalo García.

Parciales: 24-17, 18-21 (42-38), 12-18 (54-56) y 25-21.
Arbitros: Alejandro Chitti y Martinetto.
Estadio: Once Unidos.

0223.com.ar



Planeta Naranja (planetanaranja@hotmail.com)

En Twitter: @PN_basquet. En Instagram: @planeta_naranja. En Facebook: /planetanaranja913. Medio de comunicación creado en 2007 que brinda contenido de básquet marplatense, Nacional e Internacional en todas sus categorías. Estamos en Radio e Internet.

debug123

Tweets por @ignaciosaraceno

Tweets por @brunograssi

Facebook de Planeta Naranja

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com